Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 29 de Mayo de 2020

Otras localidades

Coronavirus Covid-19

Récord mundial de velocidad en Internet

Un equipo de científicos de tres universidades de Australia ha logrado descargar mil películas de alta definición en una fracción de segundo y esto es la mayor velocidad en la transmisión de datos en Internet que se ha logrado alcanzar hasta ahora desde un solo chip óptico: 44.2 Terabits por segundo desde una sola fuente de luz

Foto de archivo de un superordenador.

Foto de archivo de un superordenador. / Getty Images

Los detalles técnicos de este nuevo récord mundial de velocidad en Internet se publican en la revista científica "Nature Communications" y su potencial es enorme, porque debido al confinamiento en sus hogares de millones de personas o el teletrabajo como consecuencia de la crisis del COVID, cada vez, se le exige más capacidad de transmisión a la llamada red de redes.

Y el equipo que acaba de batir la marca mundial de velocidad de Internet ha sido dirigido por Bill Corcoran (de la Universidad Monash), Arnan Mitchell (RMIT) y el profesor David Moss ( Swinburne), porque han podido alcanzar una velocidad de datos de 44.2 Terabits por segundo desde una sola fuente de luz.

Red casera

Además, este equipo de científicos no ha superado este récord en el interior de un laboratorio, sino usando las conexiones a Internet de alta velocidad que unen ahora a casi dos millones de hogares en la ciudad australiana de Melbourne.

Para poder conseguir este nuevo récord, estos científicos australianos han tenido que instalar 80 láseres en un solo equipo, un dispositivo que han bautizado con el nombre de "Micropeine", ya que es más pequeño y liviano que el hardware de telecomunicaciones que ahora funciona en los mayor parte del mundo.

"Actualmente estamos obteniendo un adelanto de cómo la infraestructura de Internet se mantendrá dentro de dos o tres años, debido a la cantidad sin precedentes de personas que usan Internet para trabajo remoto, socialización y transmisión. Realmente nos muestra que necesitamos poder escalar la capacidad de nuestras conexiones a Internet ", ha explicado el Bill Corcoran, coautor principal del estudio y profesor de Ingeniería de Sistemas Eléctricos e Informáticos en la Universidad de Monash.

Aplicaciones amplias

Y esta mayor velocidad para bajarse paquetes de datos de Internet no sólo mejorará los sistemas de visionado de películas, tipo Netflix, sino servicios mucho más importantes, como la telemedicina, la conducción segura de coches autónomos (es decir, sin conductor) o la enseñanza "online" en colegios y universidades.
En concreto, para poder batir esta nueva marca mundial, los investigadores instalaron 76,6 kilómetros de fibras ópticas entre el campus de Melbourne City de RMIT y el campus de Clayton de la Universidad de Monash. Las fibras ópticas fueron proporcionadas por la Red de Investigación Académica de Australia.

Dentro de estas fibras, los investigadores colocaron el "Micropeine", desarrollado por la Universidad de Swinburne, que actúa como un arco iris formado por cientos de láseres infrarrojos de alta calidad en un solo chip. Y cada "láser" tiene la capacidad de ser utilizado como un canal de comunicaciones separado.

Nuevo reto

Tras este primer éxito, el reto futuro de este proyecto es ampliar los transmisores actuales de cientos de gigabytes por segundo a decenas de terabytes por segundo sin aumentar el tamaño, el peso o el precio.

"A largo plazo, esperamos crear chips fotónicos integrados que permitan alcanzar este tipo de velocidad de datos a través de enlaces de fibra óptica existentes con un costo mínimo", ha avanzado el profesor Mitchell.

Y lo más importante de todo: estos investigadores afirman que esta tecnología tendrá un precio tan competitivo que podrá ser utilizada por el público en general en ciudades de todo el mundo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?