, 03 de de 2021

Otras localidades

Israel

El primer ministro israelí, en el banquillo

Pocos días después de asumir un nuevo mandato al frente del gobierno, Benjamín Netanyahu se sienta en el banquillo acusado de corrupción, soborno y fraude

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, durante una intervención en el Parlamento de Israel.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, durante una intervención en el Parlamento de Israel. / POOL (REUTERS)

Después de años de probatorios y batallas sobre su inmunidad, este domingo la corte Suprema Israelí sienta en el banquillo al primer ministro Benjamín Netanyahu, a las tres de la tarde hora local, como el primer mandatario israelí en ir a juicio por corrupción.

Netanyahu, de 70 años, fue acusado de tres delitos el pasado mes de noviembre, que además de corrupción incluyen fraude, mala praxis y sobornos.

"Alguien así no puede gobernar"

El primer ministro, que gobierna en coalición con el partido opositor y se repartirán la jefatura de gobierno con la mitad del mandato cada uno, ha negado todos los cargos y lo achaca a una caza de brujas de la prensa en su contra. Centenares de personas se han dado cita a las puertas de la corte suprema de Jerusalén: “Alguien que esta acusado, que tiene asuntos pendientes con la ley, una persona así no puede dirigir el gobierno, ni nombrar jueces, ni ministros, hay un conflicto de intereses aquí que enturbia el sistema”.

Ayer, los abogados de Netanyahu presentaron una denuncia ante la Fiscalía israelí contra un periodista por haber entrevistado a varios testigos del juicio, algo que, aseguraron, "puede interferir en el procedimiento y tener influencia en el veredicto de los jueces". El fiscal general Avichai Mandelblit ha criticado las filtraciones a la prensa por parte de las autoridades.

Podría ir diez años a la cárcel

El juicio puede durar años, y en el hipotético caso de que fuera declarado culpable podría ir diez años a la cárcel, o para una multa, dependiendo de que cargos resulten probatorios. Las tres acusaciones van en casos separados numerados del siguiente modo:

1. El más grave de los casos que pesan contra Netanyahu es el caso 4000, en el que hará frente a cargos por sobornos, fraude y violación de la confianza por impulsar regulaciones que beneficiaron al accionista mayoritario del grupo Bezeq, Shaul Elovitch, a cambio de una cobertura favorable del portal Walla.

2. En el caso 1000, el primer ministro será imputado por fraude y violación de la confianza por recibir regalos ilícitos valorados en 183.000 euros, a cambio de favores.

3. Por otra parte, en el caso 2000 ha sido imputado por fraude y violación de confianza por acordar con Yedioth Ahronoth debilitar al diario de la competencia, a cambio de una cobertura más favorable.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?