Miércoles, 08 de Julio de 2020

Otras localidades

Coronavirus Covid-19

El infierno de dos ancianos en su pueblo tras superar el coronavirus: hasta el alcalde los señala

Los vecinos entendieron que el hombre estaba contagiado cuando, en realidad, ya había superado la enfermedad

Rosalina y Octavio han vivido un infierno en su propio pueblo / CADENA SER

Octavio y Rosalina llevan toda la vida juntos, 64 años para ser exactos. Tienen 91 y 89 ahora y no les ha separado ni el coronavirus que sufrieron a principios de marzo en su apartamento en Benidorm, donde pasan cada invierno huyendo del frío de Presencio, el pueblo burgalés de 200 habitantes en el que nacieron y que les ha visto crecer.

La COVID-19 se manifestó en sus cuerpos con síntomas leves de gripe: fiebre de 38 grados, dolor muscular y de cabeza. Octavio cree que se contagió jugando a la petanca. No necesitaron asistencia médica, cumplieron con la cuarentena y cuando todo pasó quisieron saber si habían pasado la enfermedad. Los test serológicos indicaron que ambos habían desarrollado anticuerpos. Tras consultar con la Guardia Civil, regresaron a su pueblo en Burgos. Estaban autorizados al ser su lugar habitual de residencia. Octavio y Rosalina volvieron a su domicilio principal dos meses después de haber sufrido los síntomas. Informaron a su médico de familia de sus pruebas de anticuerpos que las repitió. La PCR salió negativa y la serológica mostraba, de nuevo, la presencia de anticuerpos.

Fue por la prensa que se enteraron que no eran bien recibidos en el pueblo.

"Me quedé extrañadísima", cuenta Rosalina. "No sabíamos cómo reaccionar. Nadie nos había preguntado nada, ni el alcalde ni nadie", apuntilla Octavio. En la información, publicada en el 'Diario de Burgos' el 15 de mayo, el alcalde de Presencio, Mario Ortega, pide a los vecinos que si ven al matrimonio nonagenario fuera de su casa lo comuniquen a la Guardia Civil y explica que le consta que los agentes también estarán alerta.

Información del 'Diario de Burgos' del 15 de mayo. / CADENA SER

Ricardo, uno de los cuatro hijos, explica que fue interrogado por la Guardia Civil cuando salía de llevar la compra a sus padres y que el vehículo de los agentes ha estado estacionado a la puerta de su casa varios días durante horas. "Estamos muy molestos y decepcionados al ver que nuestros padres, que han nacido y vivido toda su vida en este pueblo, han sido tratados así. Nos preguntamos cómo es posible que sean tratados de esta manera tan vejatoria y quién decidió que este era el curso de acción apropiado", explican los hermanos.

Increpados en el jardín de su casa

No es el único episodio que relatan. "Estábamos en el jardín quitando unas hierbas, pasó una señorita que no conocíamos y nos increpó que qué hacíamos ahí si estábamos en cuarentena. Le contesté que estaba en mi casa. Me he sentido vigilada y acosada", rememora Rosalina que cuenta cómo algunos vecinos de toda la vida le han retirado el saludo.

El alcalde emitió un bando municipal en el que reconocía una "situación de alarma generada" en el pueblo por el "posible contagio del coronavirus a la población de Presencio por el contacto con un vecino trasladado recientemente al municipio".

Bando del alcalde de Presencio

Reconoce una "situación de alarma generada" en el pueblo por el "posible contagio del coronavirus a la población de Presencio por el contacto con un vecino trasladado recientemente al municipio".

Octavio se puso en contacto con él. "Llamé al alcalde y le pedí que pusiera en el arco, que es donde ponen los anuncios el Ayuntamiento, que yo estaba inmune al coronavirus y que había superado la enfermedad. Me respondió que él no ponía nada y me colgó el teléfono", cuenta.

La versión del alcalde

El alcalde de Presencio, Mario Ortega, reconoce a la Cadena SER que la situación de alarma en el pueblo "era elevada" y que la población "estaba muy alterada" porque creían que Octavio tenía el coronavirus."Las consultas médicas se hacían fuera del edificio para evitar riesgos y parece que el médico dijo algo, la gente escuchó e interpretó que el hombre estaba contagiado. Otros decían que habían ido de forma ilegal al pueblo, algo que no era así", afirma.

El alcalde explica que emitió el bando municipal porque así se lo aconsejaron los médicos y la Guardia Civil. Considera que ya todo es agua pasada y que la situación ahora está "tranquila".

La convivencia con los vecinos, el nuevo reto

Los hermanos opinan que todo podía haberse evitado mediante el diálogo "en lugar de lanzando especulaciones infundadas y rumores dañinos".

Plantear la convivencia con los vecinos tras el confinamiento es el reto. Octavio y Rosalina están decididos a llevar la vida que siempre han llevado de salidas y entradas. "¿Por qué no lo íbamos a hacer si estamos bien?", explican. Rosalina dice haber sentido impotencia y rabia. "Nunca pensé que esto pudiera ocurrir. Estoy completamente apenado", apostilla Octavio.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?