Jueves, 06 de Mayo de 2021

Otras localidades

Sánchez crea malestar entre algunas CCAA por el nuevo fondo educativo para paliar los efectos del COVID-19

García-Page, Torra, Feijoo o Fernández Mañueco, entre otros, rechazan la introducción de 2.000 millones para educación quitando de otros destinos

El presidente del gobierno califica de "complicada" la apertura de fronteras por la falta de criterios comunes en la UE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se reúne por videoconferencia con los presidentes autonómicos, en Madrid (España) a 24 de mayo de 2020. Junto a él están la ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y vicepresidenta cuarta del Gobierno, Teresa Ribera (i1); el ministro de Sanidad, Salvador Illa (d2); y la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias (d1).

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se reúne por videoconferencia con los presidentes autonómicos, en Madrid (España) a 24 de mayo de 2020. Junto a él están la ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y vicepresidenta cuarta del Gobierno, Teresa Ribera (i1); el ministro de Sanidad, Salvador Illa (d2); y la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias (d1). / Moncloa (Europa Press)

El presidente del gobierno celebra la decimotercera conferencia de presidentes para hacer balance de la evolución del virus, el cambio de fases en las regiones y los nuevos criterios de reparto de los fondos para luchar contra la epidemia en España. En esta ocasión, Pedro Sánchez ha trasladado los criterios definitivos en el reparto de los 16.000 millones del fondo no reembolsable que el Estado transferirá a las comunidades para afrontar esta crisis sanitaria.

La educación es uno de los elementos que se han incluido ante la queja de algunas comunidades que salían malparadas en el planteamiento inicial. Así, el Estado destinará 2.000 millones que se desbloquerán en septiembre para inversión educativa. Además de la educación, el Estado repartirá 9.000 millones para reforzar el sistema sanitario y 5.000 millones para paliar la bajada de la actividad económica.

Este nuevo reparto de esos 16.000 millones de euros ha causado mucho malestar entre varios dirigentes autonómicos, tal y como ellos mismo han ido expresando en sus correspondientes turnos de palabra de la XIII Conferencia de Presidentes. Uno de los más contundentes ha sido el presiente de Castilla-La Mancha, el socialista Emiliano García Page quien, según fuentes presentes en la reunión, ha dicho que no le parece "justo". Garcia Page no lo comparte porque cree que al final "el Gobierno de España va a aportar dinero para la educación privada perjudicando a las regiones que tienen una consolidada red pública", como Castilla-La Mancha. García Page ha mencionado el caso concreto de Madrid, como región que sí saldría más beneficiada.

También el president de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, lamentó "los vaivenes" del Gobierno al tiempo que denunció que los nuevos criterios suponen para Cataluña "una pérdida de decenas de millones de euros". "¿Por qué siempre es Cataluña quien debe asumir todos los gastos?", se ha preguntado.

Desde Castilla y León o desde Murcia, los populares Fernández Mañueco y López Miras también se han quejado de este nuevo reparto. El dirigente castllanoleonés considera que "castiga a su comunidad dejando en la estacada a las regiones que más han sufrido la pandemia". Desde Murcia, López Miras asegura que "no tiene en cuenta la población protegida ni el equilibrio territorial y sigue siendo injusto para los murcianos", según señalaba en Twitter. Asegura que ha pedido a Sánchez que compense a las regiones peor tratadas como, Murcia. Otros presidentes también ha puesto sobre la mesa su lamento, como la jefe del Ejecutivo de La Rioja, Concha Andreu, quien espera que el fondo "se base en criterios sanitarios y en cuáles han sido las zonas donde el virus ha sid más virulento teniendo en cuenta el criterio poblacional".

La apertura de fronteras es complicada

Sánchez ha explicado a los responsables autonómicos que la situación "es complicada". En este sentido, ha recordado que el jueves pasado envío, junto al primer ministro italiano, una carta a la presidenta de la comisión europea pidiendo mayor coordinación en la apertura de fronteras en base a criterios epidemiológicos comunes, claros y transparentes. El presidente se ha mostrado favorable también a "establecer umbrales sobre los procesos de influencia del COVID en terceros países". "O lo hacemos conjuntamente o tendrá poca o ninguna eficacia" –decía Sánchez–. En definitiva –continúa el presidente– "tenemos que hacerlo en tiempo récord porque si no vamos a tener muchas dificultades en controlar lo que nos llega de fuera".

El jefe del gobierno también ha recordado que el próximo martes, el consejo de ministros aprueba el decreto para la nueva normalidad, es decir, las normas legales que se aplicarán una vez que se levante el estado de alarma en España el 21 de junio. Además , se ha mostrado preocupado por algunos casos de rebrote del coronavirus en algunos territorios. "Son hechos puntuales y preocupantes porque significan una suerte de relajación ciudadana de las normas de conducta sanitaria", ha asegurado. En este sentido apela una vez más a la responsabilidad de cada ciudadano. "La responsabilidad colectiva la hacemos desde las instituciones, pero es fundamental que apelemos a esa responsabilidad individual", ha concluido el presidente.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?