Ciencia y tecnología
Coronavirus Covid-19

Científicos identifican la conjuntivitis como posible síntoma principal de coronavirus

Las evidencias se han dado después de que una mujer diera positivo en el virus sin síntomas de tos ni fiebre, pero sí con una fuerte conjuntivitis

Un profesional sanitario realiza un test de coronavirus a una chica en Scottsdale, Arizona (Estados Unidos). / COURTNEY PEDROZA (Reuters)

Madrid

Un caso de conjuntivitis es ahora razón para ser sospechoso de COVID-19, según los investigadores de la Universidad de Alberta (Canadá). La tos, la fiebre y la dificultad para respirar son síntomas comunes de la enfermedad, pero un estudio reciente de un caso que involucra a una mujer de Edmonton con síntomas distintos, publicados en el 'Canadian Journal of Ophthalmology', ha determinado que la conjuntivitis y el ojo seco también pueden ser síntomas primarios.

En marzo, una mujer de 29 años de edad llegó al Instituto Oftalmológico del Hospital Real Alexandra de Alberta con un caso grave de conjuntivitis y síntomas respiratorios mínimos.

No había fiebre ni tos

Después de que la paciente se sometiera a varios días de tratamiento con poca mejoría, y después de que se determinara que la mujer había regresado recientemente a casa desde Asia, un médico ordenó una prueba de COVID-19. Dio positivo.

"Lo interesante en este caso, y tal vez muy diferente a como se había reconocido en ese momento específico, fue que la principal presentación de la enfermedad no era un síntoma respiratorio. Era el ojo. No había fiebre ni tos, así que no nos llevaron a sospechar del COVID-19 al principio. No sabíamos que se podía presentar principalmente con el ojo y no con los pulmones", explica uno de los autores, Carlos Solarte.

Según el investigador, los estudios académicos al principio de la pandemia identificaron la conjuntivitis como un síntoma secundario en alrededor del 10% al 15% de los casos de COVID-19.

Desde entonces, los científicos han adquirido un mayor conocimiento de cómo el virus puede transmitirse a través del sistema de membranas mucosas del cuerpo y afectarlas, de las cuales la conjuntiva, la clara y delgada membrana que cubre la superficie frontal del ojo, es una extensión.

"El paciente en este caso se recuperó finalmente bien sin problemas. Pero varios de los residentes y personal que estaban en contacto cercano con el paciente tuvieron que estar bajo cuarentena. Afortunadamente, ninguno de los que estuvieron involucrados en su cuidado dieron positivo", señala Solarte.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad