Martes, 11 de Agosto de 2020

Otras localidades

El rebrote en la mayor empresa cárnica de Alemania ya ha infectado a más de 1.500 personas

Las autoridades de Renania han decidido cerrar bares, gimnasios o museos, volviendo a prohibir los pícnics

Soldados con trajes protectores en Renania del Norte Westfalia.

Soldados con trajes protectores en Renania del Norte Westfalia. / David Inderlied/dpa

El motivo de la desescalada es el "enorme riesgo de pandemia" que existe en la región de Renania tras el brote de coronavirus detectado en la mayor empresa cárnica de Alemania en Gütersloh. Ya son más de 1.500 los trabajadores afectados, el 22% de la plantilla, y más de 7.000 personas se encuentran en cuarentena domiciliaria.

Las autoridades de Renania han decidido volver a imponer severas medidas restrictivas en el distrito de Güterloh hasta finales de mes. Solo se podrá salir al exterior con personas de la propia casa o en pareja, se cierran los bares, los gimnasios y espacios de ocio como museos, cines y exposiciones. Los pícnics, tan populares en esta época del año, vuelven a prohibirse. Hace menos de una semana, las escuelas y guarderías para 50.000 niños del distrito ya habían sido cerradas como primera medida preventiva.

Se trata de la primera región de Alemania que retoma las prohibiciones que estaban en vigor en marzo, durante el momento álgido de la pandemia. “Es una medida profiláctica, que durará una semana y para entonces ya estará más claro hasta qué punto el virus ha podido extenderse a personas que no trabajaban en la fábrica”, ha explicado el ministro de Renania, Armin Laschet.

Las autoridades sanitarias han instalado un centro en el municipio donde sus habitantes pueden realizarse el test de forma gratuita. Más allá de los trabajadores de la cárnica y sus familias se han detectado 24 casos positivos por COVID-19.

El Instituto Robert Koch ha informado de un aumento del número de casos en Alemania desde el martes pasado, aunque explica que se debe a los brotes locales, como en el distrito de Gütersloh. En los últimos días se han notificado al RKI un promedio de 350 nuevos casos diarios.

Según el presidente del Instituto Robert Koch, Lothar Wieler, la capacidad de tratamiento sigue siendo buena, y no se esperan cuellos de botella en el sistema sanitario. “El virus sigue en nuestro país y en el mundo y si le damos la oportunidad de propagarse, la aprovecha”, afirma Wieler, quien pide seguir muy atentos para detectar lo más rápido posible los nuevos brotes y actuar de forma preventiva.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?