Miércoles, 15 de Julio de 2020

Otras localidades

ERTE

Nueva propuesta del Gobierno sobre los ERTE para atraer a la patronal al acuerdo

El Ejecutivo propone mantener las suspensiones de empleo por fuerza mayor y aumentar las exenciones en caso de rebrote

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz / Javi Martínez / Pool (Javi Martínez / Pool)

La quinta reunión entre el Gobierno, los sindicatos y la patronal para tratar de conseguir un pacto de prórroga para los ERTE ha acabado sin acuerdo después de 6 horas de conversaciones, pero deja una nueva propuesta de Trabajo para tratar de atraer a la patronal, la más refractaria a la firma. La iniciativa del Gobierno se basa en mantener todos los tipos de ERTE disponibles, en vez de obligar al tránsito de los ERTE extraordinario (por fuerza mayor) a los ordinarios.

Además, el planteamiento de Trabajo ofrece mejoras en un asunto de importancia capital para las empresas: las exenciones a las cotizaciones de la Seguridad Social que pagan por los empleados que estén en ERTE. La patronal quiere unos porcentajes lo más altos posibles, porque supone un mayor ahorro para las empresas, mientras que el Gobierno siempre ha querido ajustarlos a la baja, para contener los costes para el sistema de los ERTE, actualmente de unos 3.000 millones al mes.

Así, para los ERTE por fuerza mayor total (los que obligan a una empresa a suspender a toda la plantilla por los efectos del COVID o por las medidas tomadas para combatir la pandemia) se plantean unas exenciones de cotizaciones del 70% en julio, del 60% en agosto y del 35% en septiembre para las empresas de menos de 50 trabajadores, y del 50% en julio, del 40% en agosto y del 25% en septiembre para las de más de 50 trabajadores. Es una mejora sobre los porcentajes actuales de descuento, que están en el 45% y en el 30%.

En el caso de los ERTE por fuerza mayor parcial (en los que hay trabajadores ya de vuelta a la actividad) y los ERTE ordinarios (los que se hacen por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, y no directamente por la pandemia) las exenciones son mejores para las cotizaciones de los trabajadores que hayan estado suspendidos, pero a los que la empresa haya vuelto a llamar ya a su puesto: para estos casos, serán del 60% (en las empresas de menos de 50 trabajadores) y del 40% (en las de más de 50). En el caso de las cotizaciones de los trabajadores que sigan en el ERTE, las rebajas son del 35% en ambos casos.

Además, la propuesta del Gobierno contempla una subida fuerte de las exenciones si hay rebrote de la pandemia: en ese caso alcanzarían el 80% para las empresas pequeñas, y el 70% para las más grandes.

A pocos días del final del mes, que es cuando se cumple el plazo legal a partir del cual la normativa excepcional de los ERTE caducaría, el Gobierno no quiere más retrasos, y fuentes del Ejecutivo quieren saber ya si hay posibilidad de pacto o no. Así, se aumentarán los contactos en las próximas horas para obtener una respuesta de los agentes sociales (sobre todo de la patronal): si se avienen al acuerdo, se firmaría enseguida, y si no, el Gobierno se prepararía para legislar por su cuenta.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?