Domingo, 09 de Agosto de 2020

Otras localidades

Coronavirus Covid-19

Sanidad advierte: el riesgo de contagio de COVID-19 en terrazas crece para fumadores y acompañantes

Fumar y vapear puede aumentar el número de veces que se toca la cara o la mascarilla (hasta 300 veces más), la expulsión de gotitas que pueden contener carga vira y la relajación de la distancia social de seguridad

Tabaco.

Tabaco. / EUROPA PRESS

El tabaco es malo para la salud y también para la progresión del COVID-19. Es la principal conclusión de la toma posición sobre el consumo de tabaco durante la pandemia del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

Además de la evidente influencia negativa de fumar sobre las enfermedades respiratorias, cardiovasculares, oncológicas y otras patologías, las autoridades sanitarias concluyen que, en su relación con el coronavirus, "fumar se asocia con su progresión negativa y con resultados adversos, conllevando un riesgo 1,45 veces más alto de desarrollar una forma grave de los síntomas que en personas no fumadoras".

Fumar y vapear

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte de que "el consumo de cigarrillos electrónicos produce efectos secundarios en los pulmones, corazón y vasos sanguíneos, y ello podría aumentar el riesgo de complicaciones severas por COVID-19".

Además, Sanidad llama a la población a tener en cuenta que hay otros riesgos de transmisión asociados al acto de fumar y vapear: la cantidad de veces que se toca la mascarilla tras tocar cigarrillos, vapeadores o pipas, la expulsión de gotitas respiratorias que pueden contener carga viral y ser altamente contagiosas y la relajación de la distancia social de seguridad.

El presidente de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), Carlos Jiménez, describe el hábito de fumar como un desastre en relación con el COVID-19. "Sabiendo que los dedos son un mecanismo de transmisión al tocarse la cara, la boca o la nariz", explica Jiménez a El País, "ocurre que un fumador repite ese gesto 300 veces más al día que un no fumador".

Medidas especiales de higiene

Por tanto, las autoridades sanitarias recomiendan seguir medidas especiales de higiene en relación al consumo de tabaco y productos relacionados: evitar fumar o vapear en ambientes comunitarios y sociales. Si se hace, debe hacerse en "espacios separados abiertos", extremándose las medidas de higiene personal de quien consume, "con lavado de manos previo y posterior a la manipulación de los productos y utensilios empleados".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?