Lunes, 03 de Agosto de 2020

Otras localidades

Abuso policial

Condenas firmes de once años de cárcel para dos agentes por un montaje policial

El Supremo confirma las condenas de más de once años impuestas a dos policías nacionales de Madrid

Urdieron un montaje policial que terminó con una mujer 39 días en prisión acusada falsamente de traficar con droga: todo era un encargo de su exnovio

Montaje Policial Moratalaz

Complejo policial de Moratalaz, el distrito en el que ocurrieron los hechos / Alberto Pozas

El Tribunal Supremo ha confirmado las condenas de once años y tres meses de cárcel impuestas a dos agentes de Policía Nacional por un montaje policial que llevó a una mujer a pasar 39 días en prisión por una acusación falsa de tráfico de drogas. La sentencia declara probado que los agentes lo hicieron a cambio de dinero y por encargo del exnovio de la víctima, que quería vengarse de ella.

Los hechos, según la sentencia a la que ha tenido acceso la Cadena SER, ocurrieron en 2014 en el barrio madrileño de Moratalaz. Los dos agentes de Policía Nacional aceptaron el encargo del exnovio de la víctima de conseguir el encarcelamiento de la mujer como represalia por un supuesto robo: detuvieron a la mujer a la salida de un bar acusándola de llevar droga en su coche y de haber disparado contra ellos con una pistola que no llegó a accionarse.

La mujer fue detenida y el montaje fue suficiente para que el juzgado 54 de la capital dictase su encarcelamiento durante 39 días en Alcalá de Henares hasta que Asuntos Internos descubrió el engaño: los agentes habían buscado información de la mujer en los días previos, habían colocado la droga en el coche, no habían llevado la pistola a la Policía Científica y habían cobrado dinero en sobres a cambio de perpetrar el montaje con un atestado falso.

Ahora el Tribunal Supremo ha confirmado sus condenas: once años y tres meses de cárcel para cada uno de los dos agentes por delitos de cohecho y falsedad en concurso medial con otro de detención ilegal. Los jueces sólo modifican la condena del tercer implicado, un confidente policial que colaboró con los criminales de forma "auxiliar y secundaria" y cuya condena queda reducida a cuatro años y once meses por intermediar entre los agentes y el exnovio de la víctima, en búsqueda y captura.

Todo era un montaje

La sentencia del Tribunal Supremo, que ha tenido como ponente al magistrado Pablo Llarena, confirma los hechos probados de la Audiencia Provincial de Madrid: que los dos policías aceptaron el encargo del exnovio de la víctima de propiciar su encarcelamiento a través de un montaje policial. Asuntos Internos descubrió que días antes habían buscado información en las bases policiales de datos, encontró droga en la taquilla de uno de ellos y detectó un rosario de irregularidades en el atestado que llevó al juez a encarcelar injustamente a la mujer.

Todo lo hicieron, según el Supremo, "impulsados por la propuesta que les hizo una antigua pareja" de la víctima "a cambio gratificarles con una importante cantidad de dinero". El exnovio de la víctima sigue en paradero desconocido sin que haya podido ser juzgado mientras que los dos agentes, condenados también a 20 años de inhabilitación, están a la espera de que la Justicia ordene su ingreso en prisión para cumplir condena.

La resolución también declara firme la indemnización de 60.000 euros para la víctima por las secuelas psicológicas de los 39 de encarcelamiento injusto. Será la Dirección General de la Policía del Ministerio del Interior la que se haga cargo del dinero en calidad de responsable civil subsidiaria tal y como dijo la sentencia de primera instancia.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?