Lunes, 03 de Agosto de 2020

Otras localidades

Coronavirus

"Me pasaba las guardias poniendo morfina y veía morir a 20 pacientes al día": el duro relato de una sanitaria

La residente de medicina interna denuncia las precarias condiciones que viven en su período de formación los MIR

La residente de tercer año de medicina interna en el hospital Gregorio Marañón, Susana Pardo, ha contado en una entrevista en 'Hora 14 Fin de Semana' las duras condiciones que han vivido los sanitarios durante estos tres meses con pacientes infectados con coronavirus. "Ha sido lo más parecido a una guerra y es imposible estar preparado para algo así", ha asegurado.

"He visto morir a unos quince o veinte pacientes diarios. Al estar desbordados con las tareas de cuidados intensivos y no poder hacer absolutamente nada por ellos, te pasas la guardia poniendo bombas de morfina", ha relatado la sanitaria, insistiendo en el impacto que esto supone en el caso de los residentes. "Es algo impactante porque apenas hemos terminado nuestra formación y hemos tenido que desempeñar tareas que están por encima de nuestro nivel de experiencia y conocimientos", ha señalado.

La residente del Gregorio Marañón ha lamentado las duras condiciones que han vivido debido al colapso de los hospitales. "No puede ser tener que sentar a pacientes a lo largo de los pasillos porque estaba todo colapsado sin ningún tipo de observación por parte del personal sanitario, y tener que encontrarlos luego sentados con el oxígeno puesto muertos sin que nadie les hubiera podido dar cuenta", ha relatado.

 Reclama mejores condiciones para los MIR

Los médicos internos residentes (MIR) son estudiantes que han terminado sus estudios universitarios y continúan formándose en el entorno laboral para adquirir una especialización. Pasan años estudiando posgrados o másteres a la vez que realizan prácticas en hospitales o clínicas de la mano de profesionales especializados y bajo su supervisión.

Sin embargo, Susana Pardo ha denunciado que "nada más empezar la residencia realizamos una labor de casos especializados de médicos adjuntos y soportamos el peso de pasar consulta, en planta y especialmente en urgencias, sin recibir supervisión a pesar de estar en un contrato formativo".

"El periodo de residencia en teoría es un periodo de formación donde tienes que adquirir responsabilidades de forma progresiva para terminar siendo autónomo en tu especialidad y esto no ha sido así en ningún sentido en la práctica", ha reclamado.

También ha criticado la precariedad en la que se encuentran los residentes a la hora de trabajar una jornada ordinaria después de haber realizado guardias, "sumando treinta horas o más al final, por supuesto, no remuneradas". "Luego hay residentes que tienen que pasar por la tarde consultas, tienen que trabajar en clínicas privadas de sus adjuntos que están aprendiendo y todo esto gratis", ha denunciado Pardo.

"No nos pagan las guardias y tenemos que dormir afinados"

En este sentido, reivindica que se regule este tipo de contratos formativos y se les reconozca su trabajo de forma económica. "Disponen a su antojo de los residentes para cubrir de forma improvisada todas las deficiencias que tenga la plantilla estructural. Se nos impone realizar cursos obligatorios pagados de nuestro bolsillo, teniendo que endeudarse muchos residentes nada más empezar y no nos pagan las guardias localizadas, el transporte o las comidas si tenemos que hacer más horas", ha criticado en la entrevista.

"Además tenemos que dormir afinados dentro de los hospitales en habitaciones de seis o más residentes en literas que no cambian las sábanas muchas veces entre turno y turno, y esto es una situación que ha existido siempre", ha asegurado indignada.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?