Sábado, 24 de Octubre de 2020

Otras localidades

Revolución en el Real: se suspende la función por una bronca del público por la falta de distancia

El Teatro Real de Madrid ha suspendido este domingo una función de la ópera 'Un ballo in maschera', la obra de Giuseppe Verdi, tras las quejas de varios de los asistentes por falta de distancia de seguridad entre las butacas del público.

Vista del ensayo general de Un ballo in maschera, hoy jueves en el Teatro Real de Madrid, con dirección de escena de Gianmaria Aliverta, escenografía de Massimo Checcheletto, diseño de figurines de Carlos Tieppo y diseño de luces de Fabio Barettin y Elisabetta Campanell

Vista del ensayo general de Un ballo in maschera, hoy jueves en el Teatro Real de Madrid, con dirección de escena de Gianmaria Aliverta, escenografía de Massimo Checcheletto, diseño de figurines de Carlos Tieppo y diseño de luces de Fabio Barettin y Elisabetta Campanell / Javier del Real (EFE)

El Teatro Real de Madrid ha suspendido este domingo una función de la ópera 'Un ballo in maschera', de Giuseppe Verdi, tras las quejas de varios de los asistentes por falta de distancia de seguridad entre las butacas del público.

La obra, cuyo inicio estaba previsto sobre las 20.00 horas, se suspendió tras las protestas de los espectadores, situados en su mayoría en la parte de arriba del teatro, que consideraban que no se seguían las correspondientes medidas sanitarias para frenar la propagación de la pandemia.

En un primer momento, la obra se intentó reanudar hasta en dos ocasiones y se llegó a interpretar la obertura de la ópera y el principio del primer acto. Finalmente, la función se suspendió definitivamente.

A gritos de "¡fuera, fuera! o "¡suspensión!" los abonados en esta zona del Real impidieron ya que arrancara la función a su hora prevista (20:00 horas) al considerar que el aforo en esta parte del teatro (la más superior y lateral) superaba lo permitido, cuando en otras zonas, según testimonios de algunos asistentes a través de las redes sociales, "había dos butacas de separación entre espectadores".

Acto seguido, y ante la trifulca montada, el Real anunciaba por megafonía que "los que no quisieran quedarse o no estuvieran de acuerdo con la recolocación podían acudir a las taquillas para la devolución del importe de las entradas".

Entre tanto, la orquesta tocó la obertura de la ópera, mientras que las protestas continuaban, lo que obligó al maestro Nicola Luissoti a bajar del podio y detener la representación, que trató de retomarse cincuenta minutos más tarde, aunque finalmente el telón acabó echándose definitivamente.

Debido a la situación generada la Policía Municipal de Madrid ha tenido que acudir al lugar, donde han comprobado que el aforo era el adecuado a las restricciones impuestas por la crisis sanitaria

Dice la institución que para la función de la tarde del domingo se habían vendido 905 entradas, menos del 50 % del aforo. La dirección va a abrir una investigación para averiguar este boicto, así lo denomina el Real, y que tomará las medidas necesarias para para que las sucesivas funciones se desarrollen con normalidad.

Según ha explicado estos días la organización, las funciones el coro cuenta con una distancia de 1,5 metros de seguridad y hay un entreacto de 30 minutos. Además, el aforo máximo es del 65% (en torno a 1.200 butacas), pese a que la ley permite un 75%. "La finalidad de todas estas medidas es que la gente se sienta cómoda", añadió entonces García-Belenguer.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?