Domingo, 01 de Noviembre de 2020

Otras localidades

Coronavirus Covid-19

Científicos del CSIC desarrollan aditivos para desactivar el coronavirus en superficies

La solución a este problema consiste en añadir aditivos antimicrobianos en superficies como los pomos de las puertas, las barandillas, los mostradores o los reposabrazos de un sofá para que éstos puedan impedir el contagio indirecto

Imagen de archivo

Imagen de archivo / Getty Images

Es posible desactivar el coronavirus en superficies muy utilizadas, como los pomos de las puertas, las barandillas, o los mostradores de una tienda. De hecho, un equipo del CSIC (el Consejo Superior de Investigaciones Científicas) ha comprobado ya la eficacia de pequeñas partículas de plata o cobre que actúan contra este coronavirus y que pueden aplicarse a este tipo de superficies para evitar la transmisión de esta infección.

Desarrollar recubrimientos antimicrobianos capaces de desactivar o, al menos, reducir la supervivencia del SARS Cov-2. Este es el objetivo de un proyecto realizado por expertos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) porque las superficies contaminadas actúan ahora como "reservorios del virus" y esto facilita su propagación, incluso, en los hospitales.

Sin embargo, la solución a este problema consiste en añadir aditivos antimicrobianos en superficies como los pomos de las puertas, las barandillas, los mostradores o los reposabrazos de un sofá para que éstos puedan impedir el contagio indirecto, que es el que se produce por el contacto con superficies infectadas.

Hasta ahora la única medida disponible para controlar el contagio indirecto es la limpieza y desinfección de los lugares más transitados por las personas, pero "estas medidas van dirigidas a eliminar o reducir la carga viral en estas superficies para garantizar unos niveles adecuados de protección de la salud de la población", explica el investigador del CSIC Adolfo Fernández, del Centro de Investigación en Nanomateriales y Nanotecnología.

Prevención

Para hacer frente a este problema, estos investigadores del CSIC han optado por los "aditivos antimicrobianos inorgánicos", porque tienen varias ventajas para prevenir y combatir enfermedades infecciosas. Por ejemplo, son más resistentes a las altas temperaturas, más respetuosos con el medio ambiente, y su coste es más bajo que el de las sustancias de origen orgánico.

En una primera fase de este proyecto, estos investigadores están ya comprobando qué tipo de materiales antimicrobianos inorgánicos son capaces de actuar frente a virus similares al coronavirus. "Se trata de un grupo de aditivos basados en vidrios y materiales vitrocristalinos con alto contenido en óxido de calcio u óxido de zinc, así como en nanopartículas soportadas de plata o cobre. Por ahora hemos visto que, en presencia de algunos de los materiales, se produce la caída de la carga viral", afirma Adolfo Fernández.

La segunda fase del proyecto consistirá en buscar la mejor manera de aplicar estos aditivos sobre las superficies con mayor contacto. "Evaluaremos cuál es la forma óptima de aplicación del material, ya sea integrándolo en siliconas o pinturas o empleando técnicas de proyección", destaca también Belén Cabal, otra de las impulsoras de este proyecto.

Estos materiales antivirales podrían tener numerosas aplicaciones y varias empresas ya han mostrado su interés en producirlos a gran escala.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?