Lunes, 25 de Enero de 2021

Otras localidades

FC Barcelona

El Barça inicia contactos puntuales con los jugadores para recortar su salario por la amenaza de más pérdidas

Jordi Moix, durante una rueda de prensa del Fútbol Club Barcelona

Jordi Moix, durante una rueda de prensa del Fútbol Club Barcelona / Getty Images

El vicepresidente Jordi Moix explicó en rueda de prensa que la pasada temporada (2019-2020) se cerró con 97 millones de pérdidas por el efecto Covid-19. Los ingresos previstos (1.047 millones) se desplomaron (855 millones). El "Ebitda" previsto también se redujo a la mitad.

Los ingresos previstos para la temporada actual 2020-2021 se reducen a 719 millones, y eso en el supuesto favorable de que entre diciembre y febrero el público pueda volver al camp Nou.

No hay sin embargo presupuesto de gastos ni tampoco proyección de a cuanto va a ascender la desbordada masa salarial. Sí se sabe que la previsión del coste salarial era de 642 millones en 2019 y que a pesar de los esfuerzos apenas se redujo en 2020.

Se han iniciado “contactos puntuales pero no formales” para intentar recortar los salarios anuales. En las secciones el club ha propuesto alargar contratos para diluir el salario anual.

Con los números actuales y sin acuerdo para el recorte salarial se vislumbra un nuevo agujero millonario que puede conllevar una segunda campaña seguida de pérdidas. Y mientras tanto la deuda neta se dispara (363 millones) muy por encima de la deuda neta reconocida en junio de 2019 (217 millones).

Tanto es así que el ratio que mide la salud financiera del club según los estatutos ha saltado por los aires y es posible que el Barça pida una excepción a sus socios compromisarios en la asamblea para que no sea tenido en cuenta por el efecto Covid-19.

El Barça había acumulado desde 2010 un total de 133 millones de beneficio pero las pérdidas acumuladas en el pasado curso dejan el colchón de “fondos propios positivos” en sólo 35 millones y el patrimonio neto amenazado.

Sería un escenario propicio para la eventual exigencia de “responsabilidades patrimoniales” pero el club confía en que el Gobierno español libere los balances de las cargas por el Covid-19, esto es incluya salvedades.

El nou Camp Nou, en 2025

El Barça espera recibir en diciembre la definitiva licencia para atacar las obras del nuevo Camp Nou en verano de 2021 para que esté acabado en 2025. El presupuesto inicial del Espai Barça (unos 600 millones) asciende ahora a unos 815 millones.

Se encarece por las obras de reordenación urbanística exigidas por el Ayuntamiento y porque el nuevo Palau tendrá más capacidad: unos 15.000 espectadores. La financiación prevista corre a cargo de Goldman Sachs. A través de un contrato de 30 años, y 25 años para pagar con un interés de entre el 3-4%.

El Barça prevé pagar unos 50 millones anuales que saldrían de los “incrementales” por la explotación del nuevo Camp Nou. La explotación de las nuevas instalaciones reportaría 150 millones anuales adicionales de los cuales una tercera parte se destinarían al pago de la deuda con Goldman Sachs.

Todo ello siempre y cuando el nuevo presidente que surja de las elecciones quiera acometer esta operación y siempre y cuando esta nueva financiación fuera aprobada por los socios en un específico referéndum.

Más información

Las últimas noticias del mundo del deporte. Consulta todos los contenidos de 'El Larguero' de Manu Carreño y los últimos audios de 'Carrusel Deportivo' con Dani Garrido. Consulta el calendario y los resultados de la Liga Santander. Y el calendario y los resultados de la Liga SmartBank. Además, todo sobre la Fórmula 1 y el Mundial de Motociclismo.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?