Jueves, 26 de Noviembre de 2020

Otras localidades

Elecciones EE.UU. 2020

La candidata de Trump al Supremo evita pronunciarse sobre los casos de abortos

Barret dice que no es "hostil" al 'Obamacare' y niega rotundamente haber recibido instrucciones para votar en su contra

Amy Coney Barrett, la candidata de Donald Trump al Supremo.

Amy Coney Barrett, la candidata de Donald Trump al Supremo. / DPA vía Europa Press (DPA vía Europa Press)

La jueza conservadora nominada a ocupar una silla en el Tribunal Supremo de Estados Unidos, Amy Coney Barrett, ha evitado este martes pronunciarse sobre fallos de casos históricos de aborto en el país, lo que ha avivado la batalla en este asunto antes de su confirmación y de las elecciones, previstas para el 3 de noviembre.

A juicio de los demócratas, Barrett podría revocar el caso de derecho al aborto Roe contra Wade, ya que, basándose en sus escritos legales -en los que alude al caso Planned Parethood contra Casey- considera que el fallo es "erróneo".

Restricción del aborto

Barrett, tal y como informa 'The Hill', también está en desacuerdo con otro dictamen que ordena no revisar un fallo anterior de su tribunal de circuito para derogar una ley de Indiana que habría restringido el aborto en función de la discapacidad o el sexo del feto.

"Si expreso mi opinión sobre un precedente de una forma u otra, ya sea que diga que me encanta o que lo odio, es una señal para el litigante de que podría inclinarme de una forma u otra en un caso pendiente", ha señalado durante la sesión celebrada frente al Senado, de mayoría republicana, que aspira a ratificar a la jueza conservadora antes de los comicios.

Sin respuesta directa

"Es angustioso no obtener una respuesta directa", ha criticado la senadora demócrata Dianne Feinstein, aludiendo al impacto potencial que tendría sobre "millones de mujeres" revocar sentencias como las mencionadas.

Feinstein ha preguntado a Barrett si estaba de acuerdo con el juez conservador del Tribunal Supremo Antonin Scalia que afirmaba que el fallo de Roe contra Wade debía ser anulado y, de nuevo, se ha negado a responder.

Un caso en litigio

"Mi respuesta es la misma porque es un caso que está en litigio", ha dicho, describiendo el derecho al aborto como un "asunto contencioso".

Así, Barrett ha insistido en que no llegaría al Tribunal Supremo con ninguna "agenda". "No me puedo comprometer o decir 'sí, voy con una agenda' porque no. No tengo ninguna agenda", ha reiterado, insistiendo en que decidirá sobre los casos "a medida que se presenten".

Criticada por Harris

El silencio de Barrett sobre esta cuestión ha sido criticado por la senadora demócrata y candidata a vicepresidenta por su partido en las próximas elecciones, Kamala Harris, quien le ha censurado que haya citado "varias veces" a la jueza que aspira a reemplazar, Ruth Bader Ginsburg, quien sí "fue mucho más comunicativa sobre los derechos esenciales de la mujer".

"La jueza Ginsburg no le dijo al Comité cómo votaría en ningún caso en particular. Pero sí discutió libremente cómo veía el derecho de una mujer a elegir. Pero la juez Barrett muestra claramente que tiene una opinión diferente", ha dicho Harris.

Derecho de las mujeres

Harris ha ido más allá y ha sido más contundente al afirmar que si el Senado pretende ocupar la silla de Ginsburg, "quien sí fue directa al defender el derecho a elegir de las mujeres", sugiere que la cámara "no pretenda que no sabe" cómo Barrett "considera el derecho de las mujeres a elegir sobre su propia atención médica".

La compañera de fórmula de Joe Biden también ha deslizado sus críticas sobre Barret sobre una de las cuestiones que más ha preocupado al Partido Demócrata tras la nominación de la juez por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, la posible eliminación de la Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA, por sus siglas en inglés), la conocida como 'Obamacare', con la que Barret se mostró en su momento en desacuerdo.

Obamacare

"La Ley de Cuidado de Salud Asequible y todas sus protecciones dependen de este asiento y del resultado de esta audiencia. Y creo que es muy importante que el pueblo estadounidense comprenda estos problemas y lo que está en juego", ha dicho Harris.

Por su parte, Barrett ha reconocido que sí criticó el ACA en el Supremo, pero que no es "hostil" a ella y ha subrayado que su "misión" no es destruirla, sino "aplicar la ley" y hacer "cumplir el Estado de derecho".

Cuestionada por un senador republicano si se había comprometido con el presidente "o con cualquier otra persona" para votar en contra del 'Obamacare', Barrett ha sido rotunda respondiendo que "absolutamente no", y ha confirmado que "nunca" se dirigieron a ella en ese sentido.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?