Sábado, 24 de Octubre de 2020

Otras localidades

Coronavirus Covid-19

El INE propone digitalizar el certificado de defunción por el coronavirus

El proyecto tiene como objetivo ofrecer a la sociedad información de defunciones en tiempo real

Monumento a los fallecidos por COVID-19 en Móstoles (Madrid).

Monumento a los fallecidos por COVID-19 en Móstoles (Madrid). / Aingeru Harri/SOPA Images/LightRocket via Getty Images

La Cadena SER ha tenido acceso a una propuesta que el Instituto Nacional de Estadística ha enviado a las comunidades autónomas para agilizar la información oficial sobre el número de muertos. Supondría la digitalización del certificado de defunción y permitiría conocer los datos en tiempo real. Antes de que acabe el año se haría una prueba piloto en dos provincias y la idea es tenerlo en funcionamiento a principios de 2021.

El INE reconoce que los datos de defunciones se conocen en España de forma muy precisa y con calidad, pero tarde. Una limitación que quedó clara sobre todo al inicio de la pandemia cuando, dice el documento, solo se podían ofrecer estimaciones basadas en otras fuentes más limitadas como son las inscripciones en registro civil, algo que, matiza, se ha visto como un elemento de debilidad de las administraciones públicas en la gestión de la crisis sanitaria.

El proyecto tiene como objetivo ofrecer a la sociedad información de defunciones en tiempo real, no solo las que se producen en los hospitales públicos, algo más del 50%, o las residencias de ancianos, que son aproximadamente un 15%.

El trámite tras una defunción

Cuando se produce una defunción y no hay indicios de muerte violenta (un 5% del total), normalmente la funeraria entrega al médico el documento del Certificado de Defunción y éste lo rellena. La funeraria posteriormente lo deposita en el Registro Civil del municipio. Una vez inscrita la defunción, el funcionario de Registro Civil incorpora el documento y lo acumula con el resto de certificados de ese mes que se envían al INE, en formato papel, cuando finaliza.

La propuesta es cambiar el documento por un Certificado de Defunción Digital a través de una aplicación que facilitaría el INE. Cuando se produzca una muerte, el médico podrá, a través de su móvil o en cualquier ordenador con internet, conectarse a la aplicación y certificarla. Ahora como es la empresa funeraria la que aporta los formularios vacíos, cuando llegan (varias horas después del fallecimiento) el médico ya no está y tiene que localizarlo posteriormente para que firme. Además a la vez que se certifica el fallecimiento, la aplicación va a generar un envío al Registro Civil y un justificante en PDF para la funeraria. Con él podrá solicitar la licencia de enterramiento y trasladar el cadáver.

Este sistema podría estar ya plenamente implantado al inicio de 2021 de forma que, ante la actual situación de incertidumbre sobre la evolución de la COVID-19 la sociedad dispusiera de información casi perfecta sobre defunciones en tiempo real. Es importante señalar, dice el documento, que no se contempla una implantación progresiva. La idea es realizar un proyecto piloto este mismo año e implantar el Certificado de Defunción Digital durante enero de 2021

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?