Viernes, 27 de Noviembre de 2020

Otras localidades

Champions League

¿Cómo llegan Ferencvaros y Chelsea a su debut contra los españoles en Champions?

Ambos son las primeras amenazas para FC Barcelona y Sevilla FC en la Liga de Campeones 2020/21

Jugadores del Chelsea se lamentan tras el último empate ante el Southampton

Jugadores del Chelsea se lamentan tras el último empate ante el Southampton / Getty Images

La Champions League 2020-2021 echa a rodar este martes con el debut de dos equipos españoles llamados a superar la primera ronda: FC Barcelona y Sevilla FC. La andadura de ambos comienza ante rivales de peso en sus respectivas ligas, aunque con potenciales y escenarios muy distintos.

Las sensaciones en ambas casas de cara a esta semana de estrenos no son las ideales. Dos tropiezos ante Getafe y Granada marcaron, respectivamente, el fin de semana de los dos primeros representantes españoles en Europa, quizás con un ojo puesto en sus compromisos futuros. La mejor manera de resarcirse de ello no es otra que recuperar la confianza dando pasos victoriosos por el Viejo Continente, como ambas escuadras han conseguido en la última década tanto en Champions como en Europa League.

Un histórico está de vuelta

El Ferencvaros de Hungría será la primera piedra en el camino de un Barça todavía con el hiriente recuerdo de su último encuentro en la competición en los cuartos de final contra el Bayern de Múnich. Los magiares, sin embargo, se presentan como un contrincante bastante más asequible que los bávaros y con el añadido de la disputa en el Camp Nou. El encuentro se dará sin público tras el rechazo de la Generalitat a las peticiones azulgranas.

Más historia que presente a nivel continental hacen que las previsiones para el Ferencvaros en el torneo no sean nada halagüeñas. En un Grupo G en el que también están Juventus de Turín y Dinamo de Kiev, los húngaros acuden con la etiqueta de 'cenicienta' en su primera participación en la fase final de la competición en los últimos 25 años.

La plantilla del Ferencvaros celebra un gol durante la fase previa de la Champions / Getty Images

A nivel nacional, el Ferencvaros ha dejado atrás su turbio arranque de siglo que conllevó el primer descenso de su historia por motivos financieros. Cual Ave Fénix, el equipo ha resurgido a paso impasible tras tocar fondo y ha vuelto a dominar con puño de hierro las competiciones en el país. Muestra de ello es la recién iniciada Liga de Hungría, en la que ya encabezan la clasificación con 13 puntos de 15 posibles y a pesar de ser el club con menos jornadas disputadas.

Acostumbrados a dominar en su territorio, los hombres liderados por el exfutbolista ucraniano Serhiy Rebrov deberán asumir un rol muy diferente en Barcelona. "Será un partido muy diferenre", reconoció el técnico en la rueda de prensa previa. Sus armas sobre el verde serán el grueso que compone la Selección Húngara más una torre de babel con hasta otras 14 nacionalidades diferentes en el vestuario. Con este proyecto tumbaron a conjuntos como el Molde, el Celtic de Glasgow o el Dinamo de Zagreb en las eliminatorias de la fase previa.

Un Chelsea de dos caras

Más impone la figura del primer rival de un Sevilla que se ha acostumbrado a destruir gigantes europeos. El flamante campeón de la pasada Europa League se mide al Chelsea con la grata experiencia reciente contra otros pesos pesados como Manchester United o Inter de Milán. No pudo decir lo mismo en la Supercopa de Europa frente al Bayern pese a la buena imagen que emplazó la resolución de la final a la prórroga.

Con estas buenas sensaciones, los de Julen Lopetegui visitan un Stamford Bridge que no termina de ver a su equipo arrancar como esperaba. Los 'blues' se erigieron en verano como el mayor agitador del mercado de fichajes tirando de chequera para firmar talentos de la talla de Kai Havertz, Timo Werner, Thiago Silva o Hakim Ziyech. Su dueño, Roman Abramovich, puso toda su billetera en busca de resurgir al club después de cumplir la sanción que la FIFA les impuso por incumplir las leyes relativas a la firma de futbolistas menores de edad.

Frank Lampard abraza a Timo Werner / Getty Images

A pesar de las caras nuevas, el Chelsea de Frank Lampard ha mostrado una cara irregular en su inicio de temporada. Las idas y venidas, con triunfos holgados y traspieses inesperados casi a partes iguales, han ubicado a los londinenses en la zona media de la tabla de la Premier League. En la capital inglesa han comenzado a sembrarse las primeras dudas en torno al equipo sobre todo en la parcela defensiva, con una media que se acerca a los dos goles encajados por jornada. "Concentración, atención y disciplina" ha exigido el técnico inglés a los suyos antes de su debut continental para espantar los fantasmas.

En esta situación, los mayores señalados se encuentran en la portería y uno de ellos es el español Kepa Arrizabalaga, que fue el elegido bajo palos en el último partido 'blue' y volvió a acaparar críticas por un fallo de bulto que precipitó el empate de los suyos. Willy Caballero y Edouard Mendy son su competencia por un puesto que a estas alturas todavía no cuenta con un dueño indiscutible.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?