Sábado, 28 de Noviembre de 2020

Otras localidades

Estados Unidos autoriza el primer fármaco con anticuerpos para tratar la COVID-19

Este tratamiento debe administrarse solo en hospitales y centros de salud y es el primero con anticuerpos monoclonales que se autoriza para poder frenar esta infección en pacientes leves o moderados

Laboratorio en la industria farmacéutica.

Laboratorio en la industria farmacéutica. / Andreas Gebert (REUTERS)

La autorización, con carácter de emergencia. la ha dado la FDA, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos, el organismo de referencia mundial en este campo.

Este fármaco ha sido desarrollado por la compañía Eli Lilly para tratar infecciones leves y moderadas provocadas por el SARS COV-2 en adultos y niños, porque activa una respuesta inmunitaria contra la infección.

"Los anticuerpos monoclonales son proteínas elaboradas en laboratorio que imitan la capacidad del sistema inmunológico para combatir antígenos dañinos como los virus. El bamlanivimab es un anticuerpo monoclonal que se dirige específicamente contra la proteína de pico del SARS CoV-2, diseñado para bloquear la fijación del virus y su entrada en células humanas", explica la FDA en un comunicado.

La FDA ha decidido autorizar esta tratamiento basándose en un estudio publicado en la revista científica "New England Journal of Medicine" el mes pasado.

Evidencia

Sin embargo, se trata de un ensayo en fase 2 (falta la fase 3 que involucra a miles de personas) en el que solo participaron 452 pacientes. Y este fue el resultado preliminar: solo el 1,6% de los pacientes que recibieron este fármaco tuvieron síntomas que progresaron lo suficiente como para ser hospitalizados. En cambio, entre los voluntarios que recibieron el placebo, por supuesto sin ellos saberlos, la tasa de hospitalización fue del 6,3%.

Lilly ha anunciado que tiene ya un acuerdo con el gobierno de Estados Unidos para suministra 300.000 dosis en los próximos 2 meses y que su capacidad de producción podría llegar al millón de viales a finales de este año.

"Los beneficios conocidos y potenciales superan los riesgos conocidos y potenciales del fármaco. Además, no existen tratamientos alternativos adecuados", aclara también la FDA en su nota informativa.

El tratamiento debe administrarse antes de 10 días después de un resultado positivo en la prueba de COVID-19. En cambio, este tratamiento no está autorizado para pacientes que estén hospitalizados o requieran oxigenoterapia.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?