Viernes, 22 de Enero de 2021

Otras localidades

Héctor Bellerín

Héctor Bellerín: el futbolista menos 'futbolista'

El futbolista del Arsenal se ha convertido en todo un icono en el país británico por sus actividades fuera del campo: desde charlas en la Universidad de Oxford a desfilar para Louis Vuitton

Su buen rendimiento como uno de los fijos de Arteta ha provocado su vuelta a la Selección, cinco años después

Héctor Bellerín

Héctor Bellerín / Getty Images

- “Papá, no estoy seguro de ser más del Betis"

- “Héctor, esa camiseta la tienes que llevar cada vez que vayas a jugar por la calle”

Esta fue la conversación entre un padre bético y uno de los grandes iconos de la moda, según las prestigiosas Vogue y GQ Spain, sobre la camiseta verdiblanca, una  prueba más del constante cuestionamiento característico en la figura de Héctor Bellerín: el futbolista que rompe los estereotipos a base de acciones fuera de la cancha.

El jugador del Arsenal nació hace 25 años en Badalona, aunque rápidamente se mudó a Calella, municipio costero en Barcelona. Criado en La Masía con la famosa generación del 95 (Keita Baldé, Grimaldo, Muniesa), cambió su vida por completo con tan sólo 16 años cuando cogió un vuelo a Londres. El Arsenal había llamado a su puerta, y el extremo a esas alturas, no era quién para no abrirla.

En la capital inglesa su figura ha alcanzado una gran dimensión, por su éxito en el club gunner pero también como persona por sus labores extradeportivas, que han servido para que grandes instituciones como The Times, Forbes o la propia Universidad de Oxford hayan puesto el foco sobre él y su figura fuera del terreno de juego.

Londres para un chico de 16 años

Su historia en el país anglosajón comenzó en la casa de Donna y Josh, un matrimonio local que lo acogió. Su adaptación fue un éxito en gran parte por el que ahora es su actual entrenador, Mikel Arteta. Él y su esposa ayudaron al barcelonés ejerciendo “como un padre” para él, según confesó al The Guardian en una entrevista en profundidad.

Mikel Arteta y Héctor Bellerín / Getty Images

El interés de diarios británicos así como de prestigiosos medios especializados en moda se concentran en la faceta extradeportiva de Héctor Bellerín, quien rompe con cualquier estereotipo futbolístico: vegano, emprendedor, amante de la moda y la fotografía, ecologista y voz destacada en la lucha contra la desigualdad social (racismo, homofobia, ciberacoso).

Su veganismo llegó en el año 2016 tras “ver cómo son tratados los animales y el daño que le hacemos al planeta comiendo tanta carne” y lejos de la opinión que muchos se pueden hacer sobre la falta de nutrientes para un deportista de élite que puede acarrerar esta decisión, en palabras de su doctor “no había visto un análisis de sangre tan bueno en 15 años”. 

Su compromiso con el planeta fue un eje principal de esta elección como él mismo explicó y tanto es así, que este año ha sido noticia por convertirse en el segundo mayor accionista del club más ecologista del mundo: el Forest Green Rovers Football Club, equipo de la tercera división inglesa. Los green devils contarán con el primer estadio de madera del mundo, con la ayuda de capital del español.

¿Cuál es el problema cuando alguien es diferente?

Acciones como esta no son inusuales en Héctor Bellerín, que ha sido una de las voces más comprometidas respecto a la homofobia, racismo o el ciberacoso, que él mismo sufrió. Su gusto por la moda fue objeto de críticas en suelo londinense. Las acusaciones por parte de la afición criticando a Bellerín por concentrarse más en su vida fuera del campo que dentro, motivo de su bajo rendimiento para la afición, pareció ser motivo suficiente para insultar al jugador por redes sociales y estar en el punto de mira de algunos periódicos del país. “He aprendido a tener la piel más dura pero puede afectarte, te entran dudas sobre ti mismo”. “El problema es que la gente tiene la idea de lo que debe ser un futbolista, cómo debe comportarse y lo que debe decir. El futbolista no tiene por qué ser un macho alfa” aseguró en dos entrevista para The Times y The Guardian.

Louis Vuitton lo hizo desfilar en París, el Arsenal confió en su empresa Engaged B para la confección de su vestuario de etiqueta del primer equipo masculino y femenino, la Universidad de Oxford invitó a Bellerín a dar una charla y ser sometido a las preguntas de sus estudiantes sobre la actualidad en su significado más amplio, e incluso FIFA 21 le encomendó el diseño de ropa para uno de sus modos de juego.

La imprenta que está dejando Héctor Bellerín más allá de los terrenos de juego invita a la reflexión sobre la cultura del fútbol y un comportamiento ‘egoísta’ de las aficiones sobre sus propios jugadores. El fútbol está definido como un mundo en el que caben un rebaño reducido de personas que se esconden tras los futbolistas, y que usualmente siguen el mismo patrón de gustos, aficiones, peinados, ropa, etc.

El fútbol sería mucho mejor con más figuras como la de Héctor Bellerín, y esta pregunta que formuló apenas hace dos años puede hacer pensar a muchos de los seguidores del mundo de la pelota: “No entiendo por qué la gente se enfada cuando alguien quiere ser un poco diferente, si no hago daño a nadie ¿Cuál es el problema?”.

Héctor Bellerín / Instagram

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?