Martes, 26 de Enero de 2021

Otras localidades

Repsol

Repsol acelera la transición energética con su nuevo Plan Estratégico y fija en 2050 las emisiones cero de CO2

El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, ha presentado el Plan Repsol Plan Estratégico para el periodo 2021-2025, y ha apostado por "reforzar la competitividad de la industria española y la descarbonización"

El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz.

El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz. / EFE (EFE)

El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, ha presentado este jueves el Plan Repsol Plan Estratégico para el periodo 2021-2025, que supondrá una aceleración en la transición energética, asegurando la rentabilidad y el máximo valor para los accionistas.

La nueva estrategia establece la reducción de emisiones, para continuar en el objetivo de ser cero emisiones netas en 2050, para lo que Repsol apostará por descarbonizar su cartera de activos y por un nuevo modelo operativo. En esta línea, el nuevo plan contempla inversiones por valor de 18.300 millones de euros y las destinadas a iniciativas bajas en carbono ascenderán a 5.500 millones de euros entre 2021 y 2025, lo que supone un 30% del total.

"Este plan estratégico tiene varios objetivos: el primero; producir energías más sostenibles, el segundo; estar más cerca de nuestros clientes en energía para la movilidad y el hogar, y el tercero: inversión. Es el momento para comprometernos con la sociedad, es el momento para invertir y apostar por el empleo industrial", ha asegurado Imaz.

Disminución de intensidad de carbono

Para reducir sus emisiones, Repsol adoptará las mejores tecnologías disponibles, minimizará su consumo de energía y digitalizará sus operaciones para optimizar activos. La compañía también realizará una gestión de su portafolio orientada a disminuir la intensidad de carbono, optimizando la producción, reduciendo la de barriles de mayor intensidad de carbono y priorizando el valor sobre el volumen.

"Defenderemos la industria en España con uñas y dientes", ha destacado Imaz, subrayando que estas inversiones de Repsol en el país ayudarán a "reforzar la competitividad de la industria española y a la descarbonización".

El hidrógeno renovable será otro importante vector para la descarbonización de la industria, con aplicaciones que van desde su uso como materia prima para producir combustibles sintéticos hasta el almacenamiento de energía renovable. Repsol ambiciona ser líder en hidrógeno renovable en la Península Ibérica para alcanzar en 2025 una producción equivalente de 400 MW, con la ambición de superar 1,2 GW en 2030.

Josu Jon Imaz ha puntualizado que la captura y uso de CO2 será "también fundamental" en el proceso de transformación, "gracias a proyectos como el de combustibles sintéticos que se desarrollará en Petronor", la única refinería de la Península y una de las pocas de Europa que ha integrado este tipo de procesos.

La planta de hidrógeno verde de Petronor, "pionera tecnológicamente"

Según ha incidido, la planta de hidrógeno verde de Petronor, filial de la compañía ubicada en Vizcaya, será "pionera tecnológicamente a nivel mundial" y el proyecto de combustible sintético será "fundamental" en el proceso de transformación de la compañía. "Los 50 barriles/día, aproximadamente, que vamos a producir, en la medida en que seamos capaces demostrar tecnológicamente su competitividad también en costes, nos van a permitir un escalado en todas las operaciones de Repsol, posiblemente a partir del año 2025 o en la década de 2030. Esta es base de los combustibles sintéticos en Repsol", ha defendido.

La compañía mantendrá una remuneración al accionista entre las mejores de su sector y del Ibex-35, que combinará el pago en efectivo con recompra de acciones. El dividendo pasará a ser en efectivo, de 0,60 euros por acción creciente hasta 0,75 euros por acción durante el periodo del Plan. Incluyendo recompras de acciones, podrá superar 1 euro por acción en 2025.

Asimismo, Repsol ha establecido dos períodos en su Plan Estratégico. En los dos primeros años se enfocará en asegurar la fortaleza financiera, extendiendo los programas de eficiencias y competitividad que puso en marcha el pasado mes de marzo. Se desarrollarán proyectos para liderar la transición energética, como los anunciados para las refinerías de Bilbao y Cartagena o los distintos activos renovables que Repsol está poniendo en marcha.

La nueva estrategia a cinco años contempla inversiones por valor de 18.300 millones de euros. Las inversiones en iniciativas bajas en carbono ascenderán a 5.500 millones de euros entre 2021 y 2025, un 30% del total, e irán acompañadas de una expansión internacional en este ámbito. A lo largo del período, Repsol registrará un fuerte crecimiento del EBITDA, hasta superar los 8.200 millones de euros previstos en 2025. En un escenario continuado de precios más altos, Repsol acelerará los proyectos de crecimiento bajos en carbono que ya figuran en su cartera de activos.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?