Lunes, 08 de Marzo de 2021

Otras localidades

Brexit

Boris Johnson dice que Londres y Bruselas "aún están muy lejos en asuntos clave" para alcanzar un acuerdo

La Comisión Europea y Reino Unido continuarán las negociaciones para alcanzar un acuerdo de comercio antes de que se produzca el Brexit el 31 de diciembre

El primer ministro británico, Boris Johnson, manteniendo la conversación sobre el Brexit con la presidenta de la Comisión Europa, Ursula Von der Leyen.

El primer ministro británico, Boris Johnson, manteniendo la conversación sobre el Brexit con la presidenta de la Comisión Europa, Ursula Von der Leyen. / DPA vía Europa Press (DPA vía Europa Press)

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha señalado este domingo que el Reino Unido y la Unión Europea "aún están muy lejos en asuntos clave", pese a la decisión de seguir negociando en los próximos días su relación comercial tras el Brexit.

En declaraciones a la BBC, Johnson mantuvo que su Gobierno "no se retirará de las conversaciones" con los Veintisiete porque "un acuerdo es todavía posible" si la UE lo desea. Al mismo tiempo, conminó a los ciudadanos y a las empresas británicas a prepararse para separarse del bloque sin acuerdo al término del periodo de transición el 31 de diciembre, y empezar a comerciar bajo las normas genéricas de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

"Estamos muy lejos en algunas cuestiones clave", ha señalado, dando a entender que no va a ceder sobre las pretensiones de la Unión Europea. "No podemos comprometer nuestras líneas rojas, por lo que habrá acuerdo si nuestros socios quieren. Aunque debemos estar preparados para una salida sin acuerdo", ha agregado.

Sin embargo, Von der Leyen y Johnson han optado por la solución intermedia y aplazado la decisión para dar más tiempo a los equipos negociadores, en Bruselas desde hace varias semanas, con la esperanza de que logren salir del punto muerto en que se encuentran las negociaciones desde hace meses en lo referente a los tres escollos fundamentales.

La Unión Europea defiende que ha llegado todo lo lejos que puede para no romper sus líneas rojas y reclama a Londres concesiones, mientras que el Gobierno británico afea a los europeos falta de flexibilidad y les acusa de no querer moverse de sus posiciones en materia de competencia y pesca.

Aunque el control parlamentario del lado británico puede cumplirse en días, en el caso europeo requiere semanas porque los textos legales deben ser traducidos a todas las lenguas oficiales de la UE y sometidos al voto del Parlamento europeo para su ratificación, lo que hace cada vez más difícil que ningún pacto pueda estar listo para su entrada en vigor tras la ruptura definitiva el 31 de diciembre.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?