Viernes, 15 de Enero de 2021

Otras localidades

Santiago Sierra y Eugenio Merino dan el 'otro' concierto de año nuevo

Los artistas muestran en el Teatro del Barrio el vídeo de la quema del polémico ninot del Rey, presentado en ARCO de 2019

Imagen de El Ninot, de Santiago Sierra y Eugenio Merino en Arco

Imagen de El Ninot, de Santiago Sierra y Eugenio Merino en Arco / EFE

En febrero de 2019, durante la 38ª edición de la Feria de ARCO, Santiago Sierra y Eugenio Merino presentaron El Ninot, una figura hiperrealista del rey Felipe VI de 4,40 metros de altura realizada con materiales combustibles (cera, resinas, madera, tela y pelo natural) causando un gran revuelo entre el público y la prensa. La obra se había realizado con la intención de ser quemada con el mismo ánimo con el que se queman las Fallas en la cultura popular. Tras la feria, la pusieron a la venta por 200.000 euros, con el compromiso de que el comprador debía quemarlo.

Más de un año después, sin comprador, los artistas quemaron el ninot. Lo hicieron una fecha señalada, el 12 de octubre de este año. Ahora celebran un concierto, el sábado 2 de enero en el Teatro del Barrio de Madrid, donde proyectarán, al ritmo de la música de Popupees electriques el vídeo de la quema. "Es un concierto de año nuevo, empezando el año quemando lo viejo para que surja lo nuevo, una costumbre muy arraigada, y pasar un buen rato este sábado", dice Santiago Sierra a la Cadena SER.

Sierra y Merino son dos artistas conceptuales contemporáneos de gran proyección internacional que realizan un arte político crítico de gran impacto. Ambos han tenido sus más y sus menos con la dirección de ARCO y de Ifema. Santiago Sierra fue el creador de la obra censurada Presos políticos en la España contemporánea, del artista Santiago Sierra, con 24 fotografías en blanco y negro de rostros pixelados que hacían referencia a Oriol Junqueras, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, entre otros. Santiago Merino, por su parte, presentó Always Franco en la edición de la feria de 2012, en la que metió al dictador en una nevera con el diseño de Coca-Cola para denunciar ciertas actitudes franquistas. En esta ocasión decidieron unir sus esfuerzos y fundir sus estilos para la producción de esta obra sobre la monarquía.

"Con el tema de los presos políticos y el de Franco, el problema era ARCO, que es una feria tradicional y cualquier obra que no cumpla la filosofía de Ifema acaba censurado. Los dos creemos que arte tiene que tener una función de transformación social, con un contenido político y crítico. Entonces, para nosotros es normal trabajar con ese tipo de contenidos", explica Merino.

"Todos los temas interesantes son polémicos", añade Sierra. "Si hablas de la primavera, nadie se va a escandalizar, pero cualquier tema que toque temas de interés, pues puede pasar. No creo que España sea reaccionario, pero sí que los medios de comunicación están domindaos por gente muy reaccionaria". Reconoce el artista que los boicots les han beneficiado. "Cuando se ponen pesados, al final, te hacen un favor, realmente yo casi tendría a los fachas en plantilla por la ayuda que nos hacen en nuestro trabajo", bromea.

El concierto llega con toda la polémica sobre la monarquía, su posible reforma, su transparencia, surgida tras las investigaciones sobre el Rey Emérito en la agenda pública. ¿Vieron el discurso del rey de Nochebuena? "Ni loco", responde Sierra. "Es algo que ya sobra. Su abuelo estaba encantado con el nazismo, su papá fue puesto por Franco y era amigo de toda la cúpula militar y este muchacho calla cuando Vox le aúpa como héroe, incluso le escriben cartas lo militares más reaccionarios y no dice nada", cuestiona el artista. "La monarquía, ya de base, es una institución que institucionaliza la desigualdad, pero en este caso es todavía más terrible, estamos hablando de tipos que se fugan con el dinero, solo le queda grabar una película porno con el Dioni", añade. 

Su arte es político, escandaloso, extravagante y crítico con las instituciones; aunque dudan que pueda cambiar las cosas. "No tengo esperanzas en que esto lo cambie nadie. Dudo mucho de que podamos cambiar el mundo y mucho menos España". En esto difiere Merino, que explica que arte sí puede hacer cosas. "Cuando aportamos una visión sobre algo, también estamos dando una imagen diferente del mundo en que vivimos. Puede que no lo lleguemos a cambiar, pero algo aportamos", dice.

¿Y qué aporta Banksy como artista comprometido? "Banksy es un señor que te pinta a un manifestante que en vez de tirar un cóctel molotov tira un ramo de flores. Yo no le considero un disidente, la disidencia es otra cosa y eso me parece convertir la disidencia en decoración. Es un fenómeno casi publicitario, no conozco a un artista que le gusta, lo consideramos un fenómeno pop más parecido a Britney Spears", culmina Sierra.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?