Sábado, 16 de Enero de 2021

Otras localidades

Estados Unidos

Los asaltantes del Capitolio podrían enfrentarse a una condena de cadena perpetua

El asalto al Capitolio por parte de partidarios del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en un intento por impedir que el Congreso ratificara la victoria de Joe Biden en las elecciones de noviembre, puede ser considerado como un delito estatal de sedición y acarrear penas de cárcel que pueden llegar a la cadena perpetua

Asaltantes al Capitolio de EEUU

Asaltantes al Capitolio de EEUU / SHANNON STAPLETON (REUTERS)

El asalto al Capitolio por parte de partidarios del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en un intento por impedir que el Congreso ratificara la victoria de Joe Biden en las elecciones de noviembre, puede ser considerado como un delito estatal de sedición y acarrear penas de cárcel que pueden llegar a la cadena perpetua

El FBI ha solicitado a la ciudadanía ayuda para tratar de identificar a las personas que "instigaron activamente la violencia en Washington", o que protagonizaron físicamente el asalto al Congreso de Estados Unidos.

Expertos en legislación penal americana consultados por la Cadena SER explican que los incidentes podrían ser considerados e investigados como un crimen de estado o por delitos de sedición, lo que podrían suponer una acusación que acarrea penas de prisión hasta 20 años o incluso la cadena perpetua.

Juzgados en su estado

Estas fuentes precisan que en caso de ser identificados y procesados, el tribunal competente para su enjuiciamiento sería el de el estado donde residen, no necesariamente en Washington donde sucedieron los incidentes. Eso si, todo ello después de un proceso de investigación en el que, en primer lugar, el FBI identifica a los autores y observa si hay pruebas suficientes para presentar el caso ante el departamento de justicia y su fiscal general.

Si estas pruebas son suficientes desde una perspectiva legal se enfrentarían a un primer análisis de un gran jurado que tendría que evaluar si el caso debe ir a juicio.

Jurado de compatriotas

En caso de que la fiscalía considere que las pruebas son suficientes, el procedimiento penal norteamericano prevé que se presentarían cargos ante un tribunal compuesto por un solo juez y un jurado de 12 ciudadanos.

Las acusaciones que podría formalizar la fiscalía responden a una variedad de causas desde el asalto al Capitolio que sería investigado como un crimen de Estado o federal, un delito de sedición o bien un delito de irrupción sin derecho a una instalación gubernamental que con lleva una sanción menor.

En los casos más graves el delito federal puede llevar una sanción de 20 años o incluso llegar a la cadena perpetua.

Asesinato

La legislación americana también contempla la posibilidad de acusar a los asaltantes al Capitolio de un delito de asesinato por delitos graves, ya que en Estados Unidos es posible acusar a los cómplices de este tipo de sucesos como autores responsables de las consecuencias del asalto.

Es decir el hecho de que haya fallecido una mujer durante el asalto al Capitolio sería imputable a los propios asaltantes aunque ellos no fueron autores materiales de los disparos ya que incitaron a este tipo de rebelión. Y con su conducta provocaron el fallecimiento de la activista. En este sentido las autoridades también podrían investigar la presunta responsabilidad del presidente saliente, Donald Trump, como incitador a esta rebelión.

Los juristas consultados explican mediante un ejemplo que en el robo de un banco si uno de los ladrones muere durante el atraco, el resto de atracadores podrían ser acusados por asesinato de su muerte ya que han ayudado con sus acciones a que su compañero de fechorías falleciera.

El FBI ya investiga

La agencia de seguridad confía en recibir información, así como fotos y vídeos, para avanzar en las investigaciones de dicho asalto, promovido por seguidores del presidente, Donald Trump, durante el pleno para certificar los votos de las elecciones de noviembre.

"Nuestro objetivo es preservar el derecho constitucional de la población a manifestarse protegiendo a todos de la violencia y de cualquier otra actividad criminal", reza la nota del FBI.

Cuatro personas perdieron la vida en el marco de la violencia, entre ellas una mujer que fue presuntamente tiroteada por agentes de la Policía del Capitolio. Las fuerzas de seguridad han realizado más de medio centenar de arrestos, de los cuales la mitad se habrían hecho dentro de las instalaciones del Capitolio.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?