Miércoles, 20 de Enero de 2021

Otras localidades

Coronavirus Covid-19

China registra su primera muerte por COVID-19 en ocho meses

El país llevaba desde el pasado mes de mayo sin registrar ningún deceso

Sanitarios realizan una prueba PCR en la provincia de Hebei.

Sanitarios realizan una prueba PCR en la provincia de Hebei. / Getty Images

Las autoridades chinas han confirmado este jueves la primera muerte por COVID-19 desde el pasado 17 de mayo. A pesar de que la pandemia parecía controlada en el país, la nación asiática se enfrenta durante estas últimas semanas a una cuarta ola de contagios que ha provocado el repunte de casos. Principalmente en regiones como Hebei, donde se ha registrado la primera muerte en diez meses. Todo ello en una semana en la que un equipo de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha viajado a Wuhan para investigar el origen del virus.  

Según ha informado la Comisión Nacional de Salud a través de su página web, durante las últimas horas se han registrado 138 nuevos casos (124 de transmisión local y 14 importados del extranjero). De todos ellos, 81 han sido detectados en la región de Hebei, donde ya han decidido confinar tres ciudades durante los últimos días después de registrar más de 500 infectados durante los últimos días. Otra de las más afectadas ha sido Heilongjiang, donde se han contabilizado 43 nuevos contagios y más de 100 casos activos.

China confina a 20 millones de personas para evitar nuevos repuntes en el Año Nuevo Lunar

Un repunte en el número de casos que ha provocado el confinamiento de más de 20 millones de personas en el norte del país. Desde la capital provincial de Hebei, Shijiazhuang, u otras ciudades como Xingtai y Langfang hasta varios pueblos de la fronteriza Heilongjiang, donde se ha declarado un estado de emergencia. Una medida que ha sido llevada a cabo para evitar que la COVID-19 siga propagándose durante las vacaciones del Año Nuevo Lunar, que se celebrará el próximo 12 de febrero.

Dado que durante las próximas semanas se espera el desplazamiento de millones de personas por todo el país, las autoridades han optado por reforzar los controles y endurecer las restricciones para evitar la propagación de la enfermedad. De hecho, algunas provincias han comenzado a pedir a sus vecinos y vecinas que no viajen durante esas fechas, mientras que otras ya exigen pruebas de COVID-19 negativas para poder desplazarse. Y es que, tal y como informan medios locales, la mayoría de los desplazamientos son de los emigrantes rurales que trabajan en las grandes ciudades. 

La OMS llega a Wuhan para analizar el origen del virus

De esta manera, y desde que se registraran los primeros casos en diciembre de 2019, las autoridades chinas han contabilizado 97.275 casos y 4.796 muertos por COVID-19, según recoge la Universidad de John Hopkins. Un repunte de casos que se ha producido en un momento clave, cuando un equipo de la Organización Mundial de la Salud ha llegado a la región de Wuhan para conocer más sobre el origen del virus.

Durante las próximas semanas, el equipo liderado por el investigador Peter Ben Embarek se reunirá con sus homólogos chinos y viajarán a distintas zonas del país para conocer más sobre el origen del virus: "La idea es avanzar en una serie de estudios que ya fueron elaborados hace algunos meses para que comprendamos mejor lo sucedido".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?