Sábado, 27 de Febrero de 2021

Otras localidades

Ian Gibson: ''Mi sueño como hispanista es una República Federal Ibérica"

El filólogo e hispanista publica 'Hacia la República Federal Ibérica', un ensayo escrito durante el confinamiento en el que analiza el comportamiento político y las emanciones culturales de los últimos meses

Imagen de Ian Gibson

Imagen de Ian Gibson / ASÍS AYERBE

Ian Gibson, uno de los hispanistas más conocidos, tiene un sueño, dice que le gustaría ver una república que aúne a España y a Portugal. Lo explica en su nuevo ensayo, que acaba de publicar y que escribió desde su casa del madrileño barrio de Lavapiés durante el confinamiento. Hacia la República Federal Ibérica. Reflexión y sueño de un hispanista irredento, publicado por Espasa, iba a ser un libro en el que Gibson iba a recorrer algunos lugares como Oporto, Granda, etc. Sin embargo, el coronavirus ha hecho de este libro un ensayo reposado, un retrato de los últimos meses y de las últimas posiciones políticas y culturales en torno a la forma que debe constituir nuestro país.

¿Qué tal lleva y has llevado el confinamiento? ¿Ha cambiado España?

Soy de los privilegiados, pero sufro porque este país es muy gregario. Si no puedes bajar al bar y hablar, pues no es el mismo país. Creo que la gente está muy deprimida. Y está el no ver el final de todo. Es muy complicado. Alguien me dijo que el norte de Europa la gente está más acostumbrada a estar en casa en invierno, pero España vive su vida al aire libre. Para la gente es terrible estar confinado en sus casas, y ya ni hablo de la gente con casas pequeñas, niños, ancianos. Hay mucho sufrimiento.

También el coronavirus ha cambiado la idea misma del libro, que iba a ser una viaje por la península…

Mi idea era ir recorriendo sitios. Por ejemplo, ir a Oporto, que tiene un alcalde muy iberista. Pero realmente ha sido al final un libro hecho en casa, con mi portátil y entrevistando a gente. HE estado en casa todo el año con alguna pequeña escapada. Quedan hilos sueltos que espero poder reanudar, pero no sé.

Hablas de una República Federal Ibérica y pones como subtítulo lo de “Reflexión y sueño de un hispanista irredento”, pero ¿estamos más cerca del sueño o de la realidad?

El corazón del PSOE es federal. Hablo del libro de Miquel Iceta, que es una alegría tenerle en Madrid porque necesitamos ahora sentido del humor y él lo tiene. Él propone en su libro un nuevo artículo 2 de la constitución, como España una Nación de Naciones integradas en un Estado Federal. Ahora es ministro, pero indica que el corazón del partido es federalista y que iremos poco a poco hacia eso. No sé si lo voy a ver, pero yo espero que haya un día un referéndum, porque a los españoles no se les preguntó si querían Monarquía o República y hay muchos españoles dispuestos a una Tercera República. Por eso yo pongo de subtítulo “reflexión y sueños”, porque yo tengo derecho a mis sueños.

Está la idea de una República Ibérica, algo que tampoco ha calado demasiado…

Hay un concepto en Pessoa que a mí me encanta, la madre Iberia. La península ibérica es única en el mundo. Tiene de todo. Por aquí han pasado todas las razas del Mediterráneo y no solo, porque también vinieron los celtas -donde yo me incluyo. Tiene un alma mestiza, que la derecha no quiere reconocer, porque tiene un gran problema con eso que llaman “moros”.

¿Por qué?

No quieren ver que el cristianismo es oriental. Hay que incorporar todo lo que hemos tenido. Excluir los mil años de la presencia árabe es una locura. El idioma está en nuestro idioma, hay miles y miles de topónimos árabes y si supiéramos su significado será muy interesante. Madrid, mismamente, es alcantarilla, pero es que alcantarilla también es árabe. Y La Mancha, y miles y miles de topónimos, que desconocemos porque no nos han enseñado. A mí me da pena, habría que incorporar todo esto a la idea de ser español. Por supuesto también Portugal. A mí la desconexión con Portugal me duele en el alma. Hay muchísimos portugueses que estarían dispuestos a una república federal, con todos los idiomas funcionando. Sería un reconocimiento económico y cultural brutal. Habría que superar esos pequeños localismos con una misión cultural inmensa que ayudaría a superar los contactos con Iberoamérica, donde se habla portugués y español. Ese es el sueño de mi libro. El subtítulo tiene su humor, un poco valleinclanesco, porque un poco de humor siempre es necesario.

¿Son las fuerzas conservadoras las que evitan que se cumpla ese sueño que propones en el libro?

Por eso Antonio Machado insistía tanto en el diálogo. Aquí la gente grita mucho y habla muy alto y se escucha poco. La conversación debe servir para aprender, para intercambiar opiniones y modificar todo. Tengo que creer en la cultura. Yo creo en ella. Mis libros son un poco didácticos, porque quiero llegar a la gente y, de vez en cuando, convencer a alguien de que cambie de punto de vista. Este país tiene tanta riqueza y tanto potencial que es injusto no utilizarlo. El ser humano es muy complicado, pero yo creo en la cultura.

Cuentas y rememoras la salida de Franco del Valle de los caídos, ¿en qué punto estamos en la Memoria Histórica, qué nos queda por hacer?

De entrada Franco está fuera. Yo quitaba la cruz, por supuesto, pero ya hemos ganado mucho. Ahora se tendrán que ir los Benedictinos y se tendrá que abrir el debate de qué hacer con ese sitio. Debería haber un Museo de la Memoria, que no tenemos en España. Si hay uno en Portugal sobre la dictadura portuguesa. Ahora hay que crear un cementerio nuevo con las víctimas que están allí y un museo es necesario. Pero claro, ese sitio es el más tétrico que yo he conocido en mi vida. Es terrorífico. España es España en esto también, porque una vez fuera de ahí Franco, nadie habla de eso. Ha sido un alivio para todos, incluso para la derecha. Confío en que se retome el hilo de este asunto una vez pase la pandemia.

A alguien que ha estudiado y amado tanto a Lorca, ¿Qué le parece cuando la ultraderecha se apropia del poeta en el Congreso?

Lo bueno es que eso quiere decir que ya nadie niega la genialidad de Lorca. Hay ese aprovechamiento, pero no me preocupa demasiado. La grandeza de su obra está ahí. Yo llevo toda su vida intentando descifrar las consecuencias de su asesinato y todavía no sabemos dónde está. Es el desaparecido más llorado del mundo. Es increíble la irradiación de su obra en el mundo. Ha sido un privilegio y lo sigue siendo porque su obra siempre está ahí. El otro día con la nevada recordaba un verso suyo sobre la nieva. “El liso gong de la nieve”, sobre el ruido de la nieve al caer, que en realidad no tiene ruido, es un caer lento.

¿Es Machado el poeta más usado por los políticos con eso de las dos Españas?

Sí, absolutamente y eso que lo de las dos Españas no es de Machado. La España que bosteza y la España que muere no son la España de izquierdas y la España de derechas. Hablan mucho de él porque tiene a España en el corazón y su lucha por la República está presente en toda su obra. Fue muy valiente contra el franquismo y arremetiendo a ingleses y franceses que se negaban a ayudar a la república. Es un andaluz muy curioso, muy profundo, no es extrovertido, como su hermano o como Lorca. Quizá ha llegado menos en el mundo anglosajón que Lorca. No llega tanto porque no tiene el teatro de Lorca.

 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?