Domingo, 23 de Enero de 2022

Otras localidades

El drama de los robos en casas: "Me pusieron una pistola en la cabeza y mi hija de cuatro años lo vio todo"

El exfutbolista Florent Balmont desvela el robo que sufrió cuando su familia estaba en el interior del domicilio

Di María y Marquinhos son los últimos futbolistas que han padecido hallanamientos en sus hogares

Balmont, durante su etapa en el Dijon

Balmont, durante su etapa en el Dijon / ROMAIN LAFABREGUE/AFP via Getty Images

A la finalización del PSG - Nantes de la liga francesa disputado este domingo, conocimos que durante el partido habían entrado a robar en las casas de Ángel di María y de Marquinhos. Sus familiares se encontraban en los domicilios, lo que hizo aún más preocupante la situación, aunque afortunadamente solo hubo que lamentar pérdidas materiales.

Otros jugadores que han estado en el PSG como Sergio Rico, Mauro Icardi o Thiago Silva también han sufrido robos. Pero no hay que ir tan lejos para encontrar delitos de esta casuística. En nuestro país también sucede, y mucho. Piqué, Jordi Alba, Isco o Zidane son solo algunos de los muchos jugadores y entrenadores que también han padecido robos en sus hogares.

El susto de Florent Balmont

El diario francés Le Parisien ha desvelado ahora el relato del exfutbolista Florent Balmont. Cuando Balmont estaba en el Lille, en 2008, entraron a robar a su casa cuando él y toda su familia se encontraba en el interior: "Esa noche estaba durmiendo en casa. Jugaba al día siguiente. Eran las cinco de la mañana".

"Tres personas abrieron la puerta y me dijeron que habían venido a buscar las llaves de mi coche, que estaba en la parte delantera. Tiraron a mi esposa en el suelo. Me pusieron una pistola en la cabeza durante unos 10 minutos. Mi hija tenía cuatro años. No salió del dormitorio de arriba, pero lo vio todo", ha contado.

Una situación que para su hija no fue nada fácil de dejar atrás: "Mi esposa y yo nos las arreglamos para superarlo solos. Pero a mi hija le persiguió durante varios años".

El Lille puso agentes en la casa desde las ocho de la tarde hasta las seis de la mañana tras el suceso, ha compartido Balmont. Sin embargo, el francés ha reconocido que no fue suficiente para aliviar un miedo que se perpetuó durante los siguientes meses: “Pasamos todas nuestras noches en la misma habitación, mi esposa, mi hija de 4 años y la menor, que en ese momento tenía 11 meses".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?