Viernes, 16 de Abril de 2021

Otras localidades

CATALUÑA | PABLO HASÉL

En libertad la acusada de quemar la furgoneta de la Guardia Urbana en Barcelona: no es la de las fotos

El abogado ha presentado una prueba que concluye que la chica de las imágenes no es ella

En libertad la acusada de quemar la furgoneta de la Guardia Urbana en Barcelona: no es la de las fotos

En libertad la acusada de quemar la furgoneta de la Guardia Urbana en Barcelona: no es la de las fotos / Getty Images

La jueza ha dejado en libertad la mujer italiana llamada Sara, de 35 años, que estaba en prisión desde hace 20 días acusada de rociar con líquido inflamable una furgoneta de la Guardia Urbana de Barcelona durante los disturbios del pasado 27 febrero contra el encarcelamiento de Pablo Hasél en Barcelona.

Esta mujer, afincada en la capital catalana, que se dedica a las artes escénicas, ha permanecido en Brians 1 junto a siete personas más de ideología anarquista acusadas por los Mossos y por el juez de instrucción de hasta seis delitos, entre ellos el de organización criminal, pero también tentativa de homicidio ya que en el interior de la furgoneta de la policía había un agente al volante que tuvo que salir del vehículo cuando vio que las llamadas avanzaban. A pesar de todo, se pudo sofocar el fuego provocado por una bengala que alguien lanzó bajo la furgoneta y que se incendió cuando una chica roció con líquido inflamable.

El abogado de Sara ha presentado una prueba pericial que concluye que la chica que aparece en las imágenes lanzando el líquido no es ella. Ha presentado una prueba antropomórfica en la que ha analizado la talla, la estatura e incluso la forma de la cara de la chica de las imágenes y de la acusada. Esta prueba forense determina que no son la misma persona.

Esto ha permitido a la defensa conseguir que el juez la deje en libertad. A pesar de todo sigue investigada. Además en las imágenes grabadas se ve como la chica que lanzó el líquido va vestida con unos tejanos y una pieza de ropa lila en el cuello y unas botas marrones mientras que Sara llevaba botas negras y una especie de pantalones pitillo del mismo color. Con esta prueba pericial, el resto de abogados de los acusados esperan conseguir también la libertad de sus defendidos y demostrar que el atestado de los Mossos es débil y que pueden haber cometido errores a la hora de identificar a los supuestos alborotadores.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?