Domingo, 09 de Mayo de 2021

Otras localidades

SENADO | CORDÓN SANITARIO A VOX

El PSOE saca adelante su moción en el Senado contra Vox y el PP se abstiene

El debate ha traslado al hemiciclo la crudeza de los mutuos reproches

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez / EUROPA PRESS

El PSOE consigue sacar adelante en el pleno del Senado su moción contra los "extremismos" y la extrema derecha, con la que ha atacado con dureza a Vox como partido que quiere acabar con la democracia, sin lograr el voto a favor del PP a la iniciativa, que ha optado por la abstención.  El debate ha traslado al hemiciclo la crudeza de los mutuos reproches entre el grupo socialista y los tres senadores que Vox tiene en la Cámara Alta por las expresiones violentas, amenazas incluidas, que están salpicando la campaña electoral madrileña, con muy serias acusaciones entre unos y otros.

De paso, los socialistas han puesto de relieve los vínculos del PP con Vox en las regiones donde gobierna, como Murcia o Andalucía, y le han instado a "romper amarras" con esa formación, como han hecho las "derechas europeas" con la extrema derecha continental, para cumplir así con el aislamiento que propugna la moción.

Del otro lado, la senadora del PP Patricia Rodríguez Calleja ha recriminado al PSOE haber olvidado reprobar las posiciones de "extrema izquierda" y por ello les ha emplazado a apoyar una enmienda que incorpora ese rechazo a quienes no condenan el terrorismo, los totalitarismos o los escraches, no aceptada.

Al defender la moción, el senador Alejandro Mogo ha dicho de Vox y las fuerzas de extrema derecha que "van a por la democracia", ha advertido de que frente a la "amenaza" del extremismo "no cabe ponerse de perfil" y ha pedido a los del PP que "corten amarras" y abandonen "esa alianza fatídica para la democracia".

Su compañera del grupo socialista Micaela Navarro ha añadido que las situaciones de "violencia verbal y gestual" auspiciadas por partidos como Vox no solo ponen en duda la legitimación del Gobierno, sino "el propio marco constitucional bajo el que se amparan para intentar aniquilarlo" ante la "comprensión" del PP.

Sin embargo, la portavoz del PP les ha rebatido al considerar que, al no aceptar su enmienda, los socialistas "han quedado retratados", les ha acusado de practicar un "retorcimiento de la realidad" y les ha preguntado por qué "olvidan" las protestas de radicales de izquierdas que "no denuncian con la misma intensidad".

Según esta senadora, su partido condena "cualquier tipo de violencia venga de donde venga", y no, según ha dicho, como los dirigentes de Unidas Podemos, el socio del PSOE en el Gobierno, cuyas declaraciones complacientes ante protestas callejeras ha sacado a colación.

Igual estrategia ha utilizado el portavoz de Vox, Jacobo González Robatto, quien ha recitado polémicas manifestaciones de dirigentes de Unidas Podemos, con Pablo Iglesias a la cabeza, ha lamentado que pidan condenar la violencia quienes "trasladan a presos etarras" o no reprueban el "lanzamiento de piedras" en los mítines de su partido y les ha exigido condenar tanto "las balas como las piedras" que a ellos no se las mandan "por correo".

El resto de grupos ha mostrado su posición favorable a la moción, incluidos los que habían presentado otras enmiendas no aceptadas, como Junts per Catalunya, que pedía que el texto también reprobara "la represión y persecución" del independentismo catalán.

La Izquierda Confederal ha solicitado por boca de Koldo Martínez (Geroa Bai) un pacto de "libre adhesión" para la defensa de los valores democráticos por ser más útil que "los cordones sanitarios que no funcionan", en tanto que Pilar González Modino (Adelante Andalucía) ha comparado la "lacra social" de la extrema derecha con el coronavirus porque contagia a los más vulnerables.

Estefanía Beltrán de Heredia, del PNV, ha considerado "insólito" que no haya una condena unánime de la Cámara a los discursos del odio y Mirella Cortès, de ERC, ha asegurado que Vox "asume la agenda de Le Pen, Salvini y Trump".

También el portavoz de Ciudadanos, Tomás Marcos, ha alertado de que el discurso del odio "envenena" la convivencia y "daña el sistema democrático" poniendo en peligro a los más vulnerables.

La votación se ha celebrado dos horas después del debate de forma telemática y se ha aprobado con 156 votos a favor, 100 abstenciones y 3 votos en contra. 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?