Internacional
Bielorrusia

Cientos de personas en Polonia y Lituania protestan en apoyo a la oposición de Bielorrusia

En medio de las presiones, el presidente ruso, Vladimir Putin, se ha reunido con su homólogo bielorruso, Lukashenko, y ambos han acordado que Minsk reciba un préstamo de 500 millones de dólares

El presidente de Bielorrusia, Aleksandr Lukashenko (der.), en un encuentro informal con el presidente de Rusia, Vladimir Putin (izq.) / SERGEI ILYIN/SPUTNIK/KREMLIN POO (EFE)

Madrid

Cientos de personas en Polonia y Lituania se han manifestado para mostrar su apoyo a los opositores de Bielorrusia una semana después de que el país esté en el punto de mira por la crisis del aterrizaje forzado del avión de Ryanair por parte de Minsk.

Más información

En Polonia, un grupo de personas se ha congregado en la Plaza del Castillo de Varsovia, entre los que se encontraban los padres del periodista opositor, Roman Protasevich, que fue arrestado por las autoridades bielorrusas en el aterrizaje forzado.

La madre de Protasevich ha lanzado un mensaje al presidente de Bielorrusia, Aleksandr Lukashenko, y ha señalado que tanto su hijo como su novia, Sofia Sapega, se encuentran en la cárcel porque lucharon por la libertad de expresión. "Pido ayuda a todos los países de la Unión Europea y a Estados Unidos para liberar a Raman y Sofia", ha señalado la madre de Protasevich, según recoge la radio pública polaca, Polskie Radio.

Protestas en Lituania

En la vecina Lituania, unas 200 personas se han congregado en la capital, Vilna, con mensajes similares. A esta protesta, ha asistido la líder opositora Svetlana Tijanovskaya, quien abandonó Bielorrusia en agosto de 2020 en el marco de las protestas en Minsk tras los resultados de las elecciones que dieron el poder al presidente bielorruso.

"La última semana se ha convertido en un catalizador de una reacción global. Diferentes países están iniciando investigaciones, imponiendo sanciones al régimen y expresando su apoyo a los planes para ayudar a Bielorrusia", ha declarado Tijanovskaya según recoge la agencia LRT.

Putin acuerda un préstamo millonario con Lukashenko

Estas presiones continúan después de que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, se reuniera con su homólogo bielorruso, Lukashenko. Ambos mandatarios han acordado que Minsk reciba un préstamo de 500 millones de dólares (más de 410 millones de euros), que es el segundo tramo de un paquete de créditos acordado antes del polémico aterrizaje.

Así lo ha comunicado el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, que también ha señalado que Bielorrusia "no ha presentado ninguna solicitud de ayuda adicional", según recoge la agencia TASS. Además, en esa reunión, Lukashenko mostró su malestar por los "intentos" externos de llevar a su país hasta los niveles de crisis registrados tras las elecciones de agosto 2020.

La Unión Europea mantiene la presión

El presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, ha reiterado este domingo que quiere seguir presionando a Bielorrusia para conseguir la liberación del periodista Román Protasevich y su novia Sofia Sapega, detenidos tras el aterrizaje del avión por las autoridades bielorrusas.

"Mantendremos la atención y la presión y esperamos que esto conduzca a la liberación de ambos", ha dicho en declaraciones al grupo mediático alemán Funke, ante quienes también ha calificado la reacción de la UE ante esta crisis de "fuerte y unificada", según recoge DPA.

Por su parte, la Comisión Europea presentó un plan para apoyar la transición democrática en Bielorrusia, una propuesta con la que quiere movilizar hasta 3.000 millones en ayudas pero que solo se activará si el país avanza en la senda democrática.

Consecuencias económicas

La economía bielorrusa ya sufre los efectos del aterrizaje forzoso del avión de Ryanair que podrían llegar a costarle el 20% de su PIB y aumentar su dependencia de Rusia si se aprueban las sanciones que discuten los Veintisiete y que apuntan a las exportaciones bielorrusas de potasa, productos petrolíferos y el tránsito de gas.

La aerolínea estatal Belavia fue la primera en sentir las consecuencias del incidente ocurrido el pasado 23 de mayo, que también ha afectado al sector turístico. De hecho, la Unión de las Organizaciones Turísticas de Bielorrusia calificó de extraordinaria la situación al destacar que las condiciones de vuelos a los populares balnearios sufren cambios diarios.

La crisis en Bielorrusia empezó hace casi un año

El pasado 23 de mayo un avión de la compañía irlandesa Ryanair que viajaba desde Atenas destino a Vilna, la capital de Lituania, se vio forzado a aterrizar en Minsk, donde Protasevich y Sapega fueron arrestados.

Como consecuencia, la Unión Europea ha acordado esta semana cerrar el espacio aéreo a Bielorrusia, una medida que ya han aprobado otros países como Eslovaquia, Polonia, Reino Unido, Letonia y Estonia, además de preparar más sanciones para asfixiar económicamente al Gobierno de Lukashenko.

La crisis en la antigua república soviética se remonta al pasado mes de agosto, con las elecciones que dieron un sexto mandato a Lukashenko y que fueron criticadas por la UE. Desde entonces, el bloque europeo ha adoptado tres tandas de sanciones y mantiene en su lista negra a 88 funcionarios y siete entidades de la cúpula del país.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00