Martes, 15 de Junio de 2021

Otras localidades

G-7

El G-7 acomete una "revolución fiscal": el acuerdo en 5 claves

Termina la competencia entre países por atraer empresas y comienza la cooperación entre ellos

Los líderes económicos del G-7 posan en Londres antes de la cumbre

Los líderes económicos del G-7 posan en Londres antes de la cumbre / DPA vía Europa Press (DPA vía Europa Press)

El acuerdo es la mayor revolución fiscal del último siglo, aseguran los analistas y cambia el modelo que hemos vivido hasta ahora: termina la competencia entre países por atraer empresas y comienza la cooperación entre ellos.

Cambio de paradigma fiscal: Estados Unidos pasa a encabezar una nueva ola fiscal que rompe con la competencia fiscal y fija un paradigma de "cooperación" entre las naciones del G7 (Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Japón, Alemania, Francia e Italia). El suelo fiscal es algo que se había perseguido desde el año 2013 y al que se opuso la administración Trump. El nuevo gobierno de Biden no sólo cambia el paradigma sino que sirve de ejemplo para que la OCDE pueda fijar un esquema similar en 189 naciones.

Impuesto de "al menos el 15%": El comunicado del G-7 establece que la presión fiscal mínima que se fija a las grandes empresas es de "al menos el 15%". Ha habido batalla hasta el último minuto en torno a cómo se redactaba ese concepto entre quienes pretendían fijar el 15% y quienes abrían la puerta a mayores recargos. La redacción final abre la puerta a que todavía se pueda fijar un impuesto mayor. De hecho, Estados Unidos ha defendido fijar esa tasa en el 21%. La fórmula de "al menos" da satisfacción a Washington y permite a países europeos como Irlanda –cuya fiscalidad está hoy en el 12,5%– adaptarse a la medida sin introducir una subida fiscal demasiado violenta.

La segunda pata del acuerdo: El compromiso que firman los miembros del G-7 establece que las grandes entidades que superen márgenes de beneficio del 10% deberán poner el 20% de sus beneficios a disposición de esta nueva fiscalidad global. El recargo a las empresas que hasta ahora han buscado fiscalidades de conveniencia será, pues, doble y puede suponer miles de millones de euros en recaudación extra para los países del G-7. Estados Unidos se convierte en el primer ganador de este nuevo esquema.

El futuro de las 'tasas Google' europeas: El acuerdo no anula por el momento las Tasas Google que habían fijado países como Francia, Italia o la propia España. Janet Yellen, la Secretaria del Tesoro de Estados Unidos, pretendía que estos países desactivaran el recargo que habían fijado a las grandes tecnológicas americanas. Sin embargo, el G-7 ha pactado finalmente mantener esa tasa hasta que el nuevo impuesto esté en vigor, para evitar que durante un ejercicio compañías como Google, Facebook, Apple o Amazon puedan evitar el pago total de impuestos.

El impacto en España: España aumentará sus ingresos gracias al nuevo sistema fiscal. El umbral final que se establezca determinará cuánto pero el Tax Observatory de la Unión Europea establece ingresos extraordinarios para nuestro país de entre 700 y 12.400 millones de euros.

Además, España se anota una victoria indirecta ya que Irlanda –con una tasa fiscal del 12,5%– perderá atractivo para las multinacionales españolas que optaban por tributar allí y que verán cómo su suelo fiscal se eleva hasta acercarse al que pagan de forma efectiva en nuestro país.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?