Martes, 27 de Julio de 2021

Otras localidades

Tokio 2020

Las anécdotas más curiosas de la historia de los Juegos Olímpicos

Desde la primera edición de los Juegos Olímpicos hasta la actualidad siempre han salido algunas historias que pueden sorprender a muchos

Encendido de la antorcha olímpica de Tokio 2020

Encendido de la antorcha olímpica de Tokio 2020 / Getty Images

Queda muy poco para que den comienzo los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Unos juegos que serán recordados para la posteridad debido a que la pandemia ha condicionado muchos factores en cuánto a su celebración. Esta edición también estará en el recuerdo por ser los Juegos Olímpicos de la paridad, ya que el 49% de las deportistas que participan en estos juegos son mujeres.

Pero lo que pocos saben es que los Juegos Olímpicos ha dejado algunas anécdotas que a muchos les sorprenderá.

Los inicios fueron complicados

La primera edición de los Juegos Olímpicos de la Era Moderna fue en 1896, en Atenas. Para esta ocasión participaron 275 deportistas de 13 países diferentes y los organizadores del evento solo entregaron medallas de plata y de bronce.

Se celebró el primer maratón. La carrera partió desde el mismo lugar donde ocurrió la célebre batalla de Maratón, para dirigirse hasta Atenas. Fue ganada, además, por un corredor griego: Spiridon Louis. Pero el primer campeón olímpico de la historia fue el estadounidense James B. Conolly.

Estadio Olímpico de Atenas 1896 / Getty Images

En 1900 daba comienzo los Juegos Olímpicos de París. Unos juegos que tuvieron la duración de cinco meses y que se incluyeron pruebas como carreras de sacos y salto de la rana.

En esta edición llegaría el primer éxito de un español en esta competición, Santiago Pidal, marqués de Villaviciosa, consiguió el segundo puesto en la prueba de tiro con arco.

Los Juegos Olímpicos más polémicos

A lo largo de la historia hubo varias ediciones que tuvieron su lado más polémico. Uno de esos casos fue la edición de 1904, celebrados en San Luis, Estados Unidos.

Estos Juegos estuvieron acompañados de unas jornadas paralelas conocidas como "Días Antropológicos" a los que fueron invitados, voluntaria o involuntariamente, personas de etnias consideradas "exóticas".

Pierre de Coubertin, padre fundador de los Juegos Olímpicos de la Era Moderno, se mostró muy avergonzado al ver que se produjo estos episodios de racismo en unos Juegos donde se fomentan los valores de la integridad y el respeto.

Otros Juegos plagados de polémica fueron los de Berlín en 1936. Con la llegada de Hitler al poder, utilizó este evento para hacer propaganda de su régimen.

Jesse Owens, atleta estadounidense de raza negra, consiguió la medalla de oro en salto de longitud. Hitler se negó a entregar la medalla y abandonó el estadio olímpico dejando esta anécdota lamentable.

Jesse Owens en los Juegos Olímpicos de 1936 / Getty Images

Otros juegos que podemos catalogar de problemáticos fueron los de la edición de Moscú en 1980 y Los Ángeles de 1984. Dentro de ese contexto, Estados Unidos y la Unión Soviética mantenían sus tensiones en la Guerra Fría.

La tensión internacional afectó a los Juegos. La invasión de la Unión Soviética a Afganistán propició que los Estados Unidos y otros 58 países renunciaran a participar en Moscú 1980. Y en 1984 catorce países respondieron al boicot anterior en Moscú con la renuncia a participar en Estados Unidos.

Estadio Olímpico de Los Ángeles 1984 / Getty Images

Historias más recientes

Los últimos Juegos Olímpicos han dejado historias muy sorprendentes dentro del ámbito deportivo.

Por ejemplo, en Sídney 2000, la atleta estadounidense Marla Runyan, que padecía de ceguera, quedó octava en la prueba de 1.500 metros. Era su primera participación en los Juegos Olímpicos después de haberlo hecho en los Paralímpicos, donde había conseguido seis medallas de oro.

Marla Runyan en los Juegos Olímpicos de Sídney 2000 / Getty Images

Otra anécdota que hay que recordar es la que se produjo en los Juegos Olímpicos de Atenas en 2004. La prueba de maratón estuvo marcada por la intervención de un aficionado irlandés en el kilómetro 35. Atrapó por la cintura al brasileño Vanderlei Lima, que iba primero. Terminó el sudamericano en la tercera posición. Al final se le dio la medalla Pierre de Coubertin en reconocimiento a su deportividad.

Vanderlei Lima, asaltado por un aficionado irlandés en la prueba de maratón / Getty Images

Y por último hay que destacar los de Pekín en 2008, donde dos atletas se dieron a conocer por todo el mundo al ver que eran imparables ante sus rivales. Michael Phelps y Usain Bolt rompieron los récords en la modalidad de natación y atletismo, respectivamente.

Michael Phelps en los Juegos Olímpicos de 2008 / Getty Images

Estas son algunas de las anécdotas de los Juegos Olímpicos de la Era Moderna que pasaron a la posteridad. ¿Qué nos deparará los de Tokio 2020?

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?