Deportes
Atletismo

Jorge Ureña: "No queremos dar una imagen de unión con el Ayuntamiento que no se refleja en la realidad"

El atleta alicantino ofreció sus motivos junto a Eusebio Cáceres, por los que se han negado a un encuentro público con aficionados junto al Ayuntamiento

Jorge Ureña, durante una prueba del decatlón masculino de los Juegos Olímpicos de Tokio / Getty Images

La localidad de Onil, en Alicante, tiene la fortuna de haber visto crecer a dos de los mejores atletas españoles que hay actualmente. Los dos estuvieron en los Juegos Olímpicos de Tokio y, de hecho, uno de ellos rozó la medalla de bronce.

Son Eusebio Cáceres y Jorge Ureña, especialistas uno en salto de longitud y otro en dectalón. Además, ambos cuajaron una enorme actuación en los Juegos, superando los dos sus mejores marcas personales.

Eusebio se quedó a poquísimos centímetros de la medalla de bronce. De hecho, era bronce a falta del salto del griego Tentoglou, el cual pegó un brinco impresionante y no solo dejó fuera del podio a Eusebio, si no que además se llevó el oro.

Por su parte, Ureña rozó el diploma olímpico en su primera participación en unos Juegos al finalizar en novena posición. El español, además de hacer marca personal en la prueba completa, realizó también sus mejores registros en los 100 metros, 400 metros y lanzamiento de disco.

Enfado con el Ayuntamiento

Obviamente, sus grandes participaciones han propiciado muchos halagos y mucho cariño de parte de sus vecinos. Eusebio y Jorge, como han demostrado en la carta que han escrito este miércoles, querían devolverle ese cariño pero no junto al Ayuntamiento de Onil.

En dicha misiva, los atletas dejan claro que la relación con el Ayuntamiento no es buena. "Las condiciones son precarias, las instalaciones insuficientes, tenemos mucha carencia de material y muy pocas ayudas".

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad