Directo

CONSEJO DE MINISTROS Sigue en directo la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros

Sociedad

Cascada de denuncias sobre las dificultades para abortar en hospitales públicos tras el testimonio de Marta

La denuncia pública de Marta Vigara en la SER ha provocado una cadena de testimonios que rememoran casos similares en los que hospitales públicos presentan trabas a los abortos terapéuticos y ponen en riesgo la salud de las mujeres

"No podía constar que no hacían ese tipo de intervenciones": caso en el Hospital 12 de Octubre (Madrid)

"No podía constar que no hacían ese tipo de intervenciones": caso en el Hospital 12 de Octubre (Madrid)

01:47

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1632310029241/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Madrid

La denuncia pública de Marta Vigara esta mañana en 'Hoy por hoy' está haciendo que se conozcan otros casos similares en la sanidad pública. Marta ha contado cómo un hospital público de Madrid, el Clínico San Carlos, se negó a realizarle un aborto terapéutico en la semana 17 a pesar de la inviabilidad del feto y el peligro en el que se ponía su propia salud. 

Más información

A Marta le dijeron que podía interrumpir el embarazo pero no en ese hospital porque todos los profesionales del departamento son objetores de conciencia siempre que haya latido fetal. Algún sanitario le llegó a confesar que hacer legrados es muy desagradable. Todos los médicos del departamento de Ginecología se declararon en 2009 objetores de conciencia y derivan a las mujeres a las clínicas privadas, según reconoce el jefe del servicio en un documento al que ha tenido acceso la Cadena SER.

En las últimas horas estamos conociendo el testimonio de otras mujeres con vivencias similares.

"No podía constar que no hacían ese tipo de intervenciones": caso en el Hospital 12 de Octubre (Madrid)

A Ana le confirmaron tras una amniocentesis que el embarazo no era viable porque el feto tenía malformaciones incompatibles con la vida, pero como todavía estaba vivo tenía que hacer una interrupción voluntaria del embarazo.

"Igual que la entrevistada, me tuve que ir a las oficinas de la Consejería de Sanidad a firmar los papeles y prácticamente me dijeron que me buscara la vida, que buscara un sitio para interrumpir el embarazo. Les dije que no quería ir a una clínica privada, que quería ir al 12 de Octubre que era mi hospital. Y me dijeron que tendría que ser en fin de semana cuando no estaba de guardia el jefa de servicio, para que no constara porque no hacían ese tipo de intervenciones en el hospital. Me tuve que esperar a un fin de semana del puente de mayo, me ingresaron y me provocaron el parto, porque tampoco me quisieron hacer un legrado. Estuve un fin de semana entero ingresada, con contracciones, con la epidural y esperando a parir el feto. Terrible", lamenta.

Desde el Hospital 12 de Octubre aseguran que "en sus instalaciones se realizan sin problemas interrupciones voluntarias del embarazo cuando existe riesgo fetal o maternal grave y que además los profesionales encargados de esta actividad no son objetores de conciencia".

"Estuve 72 horas desangrándome": caso en el Hospital Materno Infantil (A Coruña)

En 2018 y con 35 años, María entró por Urgencias en el Hospital Materno Infantil de A Coruña. Estaba sufriendo un aborto espontáneo con un sangrado abundante. Intentaron enviarla a casa con la indicación de que tomara unas pastillas para expulsar el feto, pero ella prefirió quedarse en el centro ya que se sentía más segura.

"Estuve 72 horas desangrándome": caso en el Hospital Materno Infantil (A Coruña)

01:01

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1632310399219/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

La ingresaron, pero se negaron a introducirle las pastillas que le iban a provocar la expulsión. Lo hacía ella misma.

"Estas pastillas te hacen tener contracciones como si estuvieses de parto. Estuve 72 horas desangrándome y yendo al baño para ver si el feto había salido. Tuve episodios de desmayos hasta que finalmente me bajaron a urgencias a hacerme un legrado con el que salí con una anemia aguda", rememora.

"No me practicaron el aborto": caso en el hospital de La Paz (Madrid)

A Susana, escuchar a Marta le ha hecho revivir lo que pasó hace 18 años en La Paz en Madrid.

"Estaba embarazada de 21 semanas y tenía una malformación severa, que según me dijo el ginecólogo de La Paz no habría llegado a término. Pero el aborto no me lo practicaron allí. Me remitieron a la clínica Dator en Madrid. Me trataron bien, pero pasé mucho miedo. Como ha dicho Marta, me sentí abandonada institucionalmente. Te sientes abandonada, sola, triste, diciéndote que cómo te está pasando esto a tí. Y se supone que es uno de los mejores hospitales de España como es La Paz", cuenta.

De Murcia a Madrid para poder abortar

María Ángeles cuenta el caso de una amiga en Murcia. A los cinco meses de embarazo le detectaron malformaciones. 

"Tenía una malformación bestial, entre otras cosas sin pulmones y con el estómago sin cerrar. Le dijeron que si llegaba a nacer moriría nada más salir. El ginecólogo era objetor de conciencia. Se vino a Madrid a abortar a una clínica privada y tuvo que pagarlo", explica.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad