Domingo, 28 de Noviembre de 2021

Otras localidades

Alimentos

El error que cometes al organizar tu nevera y consejos para conservar mejor los alimentos

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición ofrece varios trucos de lo más prácticos

Un hombre manipula unos huevos antes de meterlos en la nevera.

Un hombre manipula unos huevos antes de meterlos en la nevera. / Getty Images

¿Dónde guardas los huevos a la hora de meterlos en la nevera? ¿Y la carne? Es posible que no lo estés haciendo de la forma correcta, por lo que no estás conservando los alimentos de forma óptima. A pesar de que pueda parecer algo nimio, la distribución de los distintos alimentos en la nevera es muy importante para que nuestros alimentos aguanten más tiempo en un estado óptimo para ser consumido.

Así lo recoge la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición a través de sus redes sociales, donde ha recogido una serie de consejos para conservar los alimentos de una manera mucho más eficaz. Después de separar los alimentos crudos de los cocinados, y una vez leídas sus respectivas etiquetas, comenzaremos a ordenar la nevera de arriba a abajo. En la balda superior tendremos que incluir los alimentos cocinados o listos para el consumo. Desde las sobras de comida envasadas hasta recipientes con conservas que no hayamos terminado.

Cómo organizar la nevera paso a paso: atención a los huevos

El segundo estante será para los huevos, los productos lácteos y los embutidos. Por mucho que estés acostumbrado a dejar los huevos en el compartimento de la puerta destinado a ese fin, el Instituto de estudios del huevo en su página web determina que deberías dejarlo de hacer cuanto antes. ¿Por qué? Porque este compartimento está situado en la parte con mayores saltos de temperatura, tal y como explica el instituto.

La temperatura ideal para la conservación de los huevos es de entre uno y diez grados centígrados. Por lo tanto, y si estamos abriendo y cerrando la puerta de la nevera constantemente, provocaremos unos cambios de temperatura que no son buenos para el producto. Por lo tanto, y en caso de que hayas comprado huevos, es preferible que los coloques en el estante central junto al resto de lácteos y embutidos que tengas en la nevera. 

¿Qué debe ir en la puerta?

El estante inferior está destinado a los alimentos crudos que hemos separado previamente. Principalmente carne y pescado debidamente envasado y los productos en descongelación. De esta manera, y en caso de que el producto congelado esté goteando, evitaremos ensuciar el resto de productos.  Por último, la Aesan recomienda poner las frutas y las verduras en sus cajones correspondientes para que mantengan durante más tiempo todas sus propiedades.

 ¿Y qué dejamos en la puerta? Aquellas bebidas o alimentos con un consumo frecuente. Es entonces donde entran la leche, los refrescos o los zumos que podamos consumir en comidas y cenas. Entre el resto de consejos para conservar los alimentos en tu nevera, la Aesan recuerda que debes almacenar los alimentos siempre en recipientes cerrados y que refrigeres o congeles los alimentos cocinados lo antes posible para evitar que se pongan malos. Una serie de indicaciones con las que conseguirás que tus productos aguanten mucho más en mejores condiciones.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?