Jueves, 09 de Diciembre de 2021

Otras localidades

First Dates

"¿No se puede tapar la cámara?": Ana y Nicolás hacen historia en 'First Dates' con una petición inédita

Ana y Nicolás protagonizan una cita de alta tensión

Ana y Nicolás demostraron ser muy compatibles durante la cita. / First Dates

Desde que se estrenara en abril de 2016, el restaurante de First Dates ha presenciado historias de todo tipo. Algunos comensales han acabado huyendo nada más ver a su cita, otros han protagonizado broncas para la historia del programa y también hay quienes se han jurado amor eterno. Sin embargo, y a pesar de que hayan pasado más de cinco años desde que se estrenara el primer programa, todavía hay situaciones que sorprenden tanto a los responsables de First Dates como a la audiencia.

Una de ellas ha sido la protagonizada recientemente por Ana y Nicolás, quienes pasarán a la historia del programa por pedir la primera cita sin cámaras tras lo acontecido a lo largo de la velada. La cita comenzaba con Lidia Torrent recibiendo a Ana, quien reconocía que trabajaba en una discoteca y que, además, también es maestra de Educación Infantil: "Soy así de divertida, me gustan las dos facetas, la de educadora y la de picarona".

"Creo que he sentido un flechazo"

Después de conocer un poco más sobre la valenciana, Lidia Torrent daba paso a Nicolás, quien reconocía nada más llegar que también trabajaba en el mundo de la noche. Tras una primera impresión más que favorable, ambos se sentaban para conocerse mejor. A medida que se iban conociendo un poco más, la chispa entre ambos no dejaba de crecer. Así lo reconocía el propio Nicolás, quien aseguraba haber sentido un flechazo: "Creo que he sentido un flechazo porque compartimos muchos gustos y aficiones".

De hecho, el comensal celebraba que su pareja fuera "muy intensa y muy sexual" porque él también lo era: "Estoy seguro de que nos llevaríamos muy bien en ese sentido". Dado que la conexión entre ambos era evidente, los responsables del programa decidieron llevarle a una de las salas del restaurante para que tuvieran un poco más de intimidad. Una vez allí, y después de que el equipo le propusiera un juego, estos acababan besándose apasionadamente frente a las cámaras.

"¿No se puede tapar la cámara?"

Un beso eterno que fascinaba a Ana, quien reconocía frente a las cámaras que Nicolás besaba muy bien y que le gustaría conocerle mejor: "En la cama puede ser muy bueno y puedes llegar a pasártelo muy bien". Mientras tanto, Nicolás se lamentaba por el hecho de que su pareja no viviera en Ibiza. Por esa misma razón, y después de definirse como un "maníaco sexual", Nicolás hacía una petición histórica al programa: "¿No se puede tapar la cámara?".

Una propuesta apoyada por la propia Ana, quien pedía una cita sin cámaras. Sin embargo, el programa no se la concedió. Por esa misma razón, y para poder conocerse más a fondo, ambos acabaron marchándose juntos del programa: "Me ha despertado mucha curiosidad, es muy afín a mí y creo que podría salir algo chulo de aquí".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?