Fútbol
FC Barcelona

El informe del Barça al juzgado que desacredita la auditoría de PwC

El 'Què t'hi Jugues!' ha tenido acceso a un informe que el Barça ha presentado en el juzgado, donde se señalan "lagunas, fragilidades y flagrantes omisiones" en la investigación

Las oficinas del FC Barcelona, en una imagen de archivo / Getty Images

Barcelona

El 'Què t'hi Jugues!' ha tenido acceso a un informe que el Barça ha presentado al juzgado, ya con Joan Laporta en la presidencia, que se basa en hacer alegaciones a la auditoría externa de Pricewaterhouse Coopers (PwC) que encargó Bartomeu cuando estalló el escándalo de las redes sociales. Según este informe del Barça, hay "lagunas, fragilidades y dualidades en esta auditoría encargada por los investigados, pero sufragada por el Barça, así como flagrantes omisiones", como por ejemplo que en la auditoría de PwC solo se analizan 4 de las 6 páginas de Facebook que salieron a la luz con la noticia de SER Cataluña.

Cree el Barça, según este informe, que la cuestión principal que se habría tenido que investigar es "el uso del dinero del club para desacreditar rivales y beneficiar la imagen personal del presidente y determinados directivos", concepto que tampoco aparece en la auditoría de PwC. También pone en duda la tesis de que la contratación de los servicios de I3Ventures fuera raíz de los ataques que recibió el club a partir del 1 de octubre del 2017: el abogado del Barça no ve "la relación de este hecho con desprestigiar a periodistas, precandidatos, futbolistas y otros críticos".

Y también hace referencia, este escrito de los abogados del Barça, a la cuestión de si el precio que se pagó por estos servicios está alineado con el mercado. Los Mossos d'Esquadra estimaron, en su momento, el perjuicio económico del Barça entre 843.300 euros y 1.220.770. El abogado del Barça considera que podrían ser más por dos motivos: primero, porque la mayoría de departamentos del club, con las declaraciones que ha habido de algunos testigos, han evidenciado que los trabajos que se hicieron no eran "útiles" según los propios trabajadores del Barça. Y segundo, porque la propia auditoría externa de PwC se pagó "con recursos económicos del club para tratar de justificar su irregular forma de proceder" y, por lo tanto, para defender los intereses de los investigados, por lo que sería un perjuicio añadido. El coste de la auditoría de PwC superó los 400.000 euros.

Por último, el abogado del Barça dice en este informe que se reserva el derecho a proponer una prueba pericial y/o técnica contradictoria sobre el valor de mercado que se estipuló de estos informes de Nicestream que, según esta versión, "eran de la cuenta e interés de los investigados"

Primeras declaraciones

Las declaraciones de los testigos ante la juez instructora han empezado esta semana y se alargarán durante el mes de diciembre. Hasta ahora han declarado tres testigos. Jaime Malet, propietario de TelamPartners e intermediario entre Barça e I3Ventures, declaró el martes que el expresidente del Barça no tenía conocimiento de los contenidos que emitían las cuentas en las redes sociales y que el responsable era Carlos Ibáñez, presidente de Nicetream y propietario de I3Ventures. El miércoles, el trabajador de I3Ventures Víctor Vallès declaró, según fuentes jurídicas de la defensa y de la acusación, que Carlos Ibáñez era el ideólogo del proyecto con el Barça, y que transmitió a los empleados de la empresa que la idea principal era crear perfiles en las redes sociales para contrarrestar las opiniones negativas contra Bartomeu, su junta y el Barça, difamando a las personas que fueran críticas con la gestión del club. También reconoce que se creó un perfil en Twitter denominado 'Jaume de Terror' para atacar Jaume Roures, propietario de Mediapro, y que después de haber sido suspendido por las normas de Twitter el mismo Vallés se encargó de crear un segundo perfil para atacar el empresario. Fuentes de la defensa reconocen que Roures era uno de los objetivos a atacar. Por lo tanto, las declaraciones dejan claro que había orden de crear perfiles en las redes para atacar a los críticos con Bartomeu y su gestión, pero no demuestran si la orden de difamar fue iniciativa de Carlos Ibáñez o bien provenía del expresidente del Barça o su mano derecha Jaume Masferrer.

Vallès también explicó que, antes de que el Barça contratará los servicios de I3Ventures, esta empresa había trabajado también con la plataforma Sociedad Civil Catalana contra el independentismo, y que la estrategia había estado exactamente la misma que después llevarían a cabo con el Barça.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad