Jueves, 27 de Enero de 2022

Otras localidades

Arturo Pérez-Reverte

"Una de mis novelas le debe mucho": el emotivo adiós de Pérez-Reverte a la leyenda española del grafiti 'Lose'

El artista ha fallecido a los 40 años en un accidente de moto

Arturo Pérez-Reverte en una imagen de archivo.

Arturo Pérez-Reverte en una imagen de archivo. / Getty Images

La leyenda española del grafiti Lose ha fallecido este miércoles a los 40 años de edad en un accidente de moto. Así lo ha dado a conocer el escritor Arturo Pérez-Reverte a través de las redes sociales, donde ha querido darle el último adiós a un gran amigo: "Ayer, volviendo en moto de hacer un favor a un amigo, David, cuyo alias "Lose" es una leyenda en el mundo internacional del grafiti, murió al estrellarse contra un autobús. Sus amigos lo lloramos hoy". 

Un artista reconocido a nivel internacional por su trabajo en los vagones de metro, donde recurría a la técnica del palancazo para activar los frenos de emergencia y pintar los vagones en apenas 15 minutos. Sin embargo, y a pesar de ser una eminencia en el mundo del grafiti, David era un "electricista excelente". Algo que puede constatar Pérez-Reverte, quien recuerda que le instaló las luces de su biblioteca y que nunca quiso aceptar dinero a cambio. 

Pérez-Reverte se despide de Lose: "Una de mis novelas le debe mucho"

En un hilo compartido a través de su perfil de Twitter, Pérez-Reverte explica que solían salir a cenar juntos en la taberna del capitán Alatriste, donde no podía faltar el jamón con tomate y los fideos al horno que tanto le gustaban a Lose. Allí hablaban sobre las distintas aventuras del grafitero por el mundo, que llegaron a ser de gran inspiración para sus libros: "Él inventó el palancazo. Pintar trenes y metros era la pasión de su vida, tenía el cuerpo tatuado con ellos. Una de mis novelas le debe mucho".

De hecho, Lose pintó en ciudades como El Cairo o Moscú, donde llegó a jugársela más de la cuenta para cumplir la misión. Y es que, a pesar de su menudo tamaño, el escritor le recuerda como un hombre que tenía unas agallas "que no le cabían en la ropa". Una persona capaz de dormir bajo un puente sin dinero y sin recursos en una ciudad remota únicamente para encontrar el momento perfecto para llevar a cabo su pasión: "Se infiltraba como un comando. Dominaba la táctica de un modo admirable. Yo lo admiraba. Todos en el mundo del grafiti lo conocían y lo respetaban".

"Con un aerosol en la mano era un hijo de puta, pero era mi amigo hijo de puta"

Después de alabar su trabajo, situándole entre lo mejor del sector a nivel internacional, el escritor ha querido destapar el lado más humano detrás de uno de los artistas callejeros más importantes de nuestro país en las últimas décadas. Después de hablar sobre sus cenas en la taberna del capitán Alatriste, Pérez-Reverte ha recordado el día que fue interceptado por la policía mientras paseaba junto a él.

Al ver que iba con el grafitero, la policía le preguntó si todo iba bien. Un momento incómodo que, tal y como sabría más tarde, lo fue mucho más para Lose, quien siempre había tenido que escapar de la policía. El artista callejero le confesó al escritor que aquella fue la primera vez que veía a un policía desde tan cerca y que no salía corriendo. En definitiva, era una persona humilde que conquistó al escritor hasta el final de los días: "Con un aerosol en la mano era un hijo de puta, pero era mi amigo hijo de puta. Lose".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?