Jueves, 27 de Enero de 2022

Otras localidades

Roberto Álamo

"Puse a la venta mi Goya en Wallapop": la sorprendente decisión de Roberto Álamo tras nueve meses sin trabajo

Álamo ha reconocido que valoró la opción de volver al mundo de la hostelería ante la falta de trabajo como actor

Roberto Álamo habla sobre su trayectoria como actor. / Antena 3

Roberto Álamo es uno de los actores más populares de la escena nacional. Durante los últimos años, el nacido en Madrid ha trabajado en series como Estoy vivo, Antidisturbios o La reina del pueblo y ha participado en películas como La piel que habito, La gran familia española o Que Dios nos perdone. Sin embargo, no siempre fue así. Después de recordar que la gran mayoría de actores y actrices pasan en alguna ocasión por un desierto en el que no reciben llamadas para trabajar en ningún proyecto, el actor ha asegurado en El Hormiguero que ni tan siquiera el hecho de tener un Goya le permitió encontrar trabajo en nueve meses. 

Todo ello al hilo de una pregunta de Pablo Motos en la que el presentador trataba de descubrir por qué está mal visto trabajar por dinero en profesiones como la actoral. Después de asegurar en varias entrevistas que una de las primeras cosas que miras antes de aceptar un papel es la cuenta del banco, Roberto Álamo reconoce que siempre va a hacer todo lo posible para mantener a su familia. A pesar de que un proyecto pueda parecerle más flojo, Álamo reconoce que lo aceptaría para poder sacar adelante a su familia: "Esto no es Hollywood".

"He llegado a poner el Goya a la venta en Wallapop"

Y es que, tal y como ha reconocido el actor en declaraciones a Pablo Motos, no siempre ha tenido tanto trabajo como ahora. De hecho, asegura que llegó a poner su Goya a la venta para poder salir de un bache económico en el que se metió tras estar nueve meses sin encontrar trabajo: "He llegado a poner el Goya a la venta en Wallapop. Menos mal que no lo vendí porque me enteré que no se puede venir".

El actor recuerda que por aquel entonces no tenía un colchón económico como puede tener ahora y que se le ocurrió poner a la venta su Goya para poder salir adelante. A pesar de que no pedía una cantidad excesiva por él, Álamo asegura que necesitaba conseguir dinero de cualquier manera. Una situación desesperante que le llevó a valorar dejar de lado el mundo actoral y volver al de la hostelería.

El actor valoró la opción de volver al mundo de la hostelería

A pesar de que estos primeros meses sin trabajo los llevó con bastante tranquilidad, todo comenzó a cambiar a raíz del cuarto o quinto mes. Dado que nadie le llamaba para participar en ningún proyecto, y que las opciones que había en el mercado eran limitadas, Roberto Álamo valoró la opción de volver a trabajar en un restaurante.

De hecho, llegó a confeccionar un currículum de camarero para comenzar a buscar trabajo. Nueve meses después de recibir ese primer Goya, el actor recibía esa llamada que le permitía trabajar nuevamente de la que es su pasión. Tres años más tarde, el actor se llevaría su segundo Goya gracias a la película Que Dios nos perdone.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?