Ciencia y tecnología

Un tipo de vidrio reduce un 99% la capacidad de infectar de los virus

Un equipo de investigadores del CSIC, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, ha identificado un tipo de vidrio y una arcilla que tienen una potente actividad viricida. Además, son materiales que tienen un bajo coste de fabricación y pueden servir para descontaminar superficies, líquidos y aires que contengan partículas virales, como las del SARS COV-2 o la gripe

Los materiales han sido eficaces con los virus de laCOVID, de la gripe, del herpes simple y con adenovirus. / CSIC (CSIC)

Madrid

Estos dos materiales (un tipo de vidrio y de arcilla) son capaces de reducir la infectividad viral más del 99% en apenas 10 minutos de contacto, según los resultados de esta investigación que acaba de publicar el CSIC.

Además, ambos materiales ya han probado su gran eficacia desinfectante con los virus de la COVID-19, de la gripe, del herpes simple y con adenovirus y también sirven contra bacterias y hongos.

Por otra parte, estos dos productos no sólo pueden ser utilizados como potentes desinfectantes, sino que, en un futuro próximo, también podrían aplicarse en el campo de la medicina para desarrollar medicamentos antivirales con baja o nula toxicidad.

Así son los dos nuevos materiales

Los resultados de esta investigación pionera han sido publicados en la revista científica 'Materials Today Bio' y se trata de dos tipos de materiales inorgánicos: un novedoso vidrio sodocálcico y una arcilla, denominada caolín, que contiene nanopartículas de plata o de óxido de cobre, que logran desactivar la capacidad de infección de los virus.

En concreto, al entrar en contacto con estos patógenos, estos materiales provocan una reacción físico-química que inhibe su crecimiento.

"Estos materiales son capaces de inhibir significativamente el crecimiento microbiológico, tanto de origen bacteriano, como fúngico o vírico, y son perfectamente compatibles con los seres vivos y el medioambiente", según detalla Belén Cabal, investigadora del CSIC.

¿Cuáles son las aplicaciones?

Por otra parte, poseen también otras dos importantes ventajas: una alta estabilidad y un bajo coste, lo que los convierte en "materiales excepcionalmente apropiados para la prevención y el control de enfermedades, tanto de origen bacteriano como vírico", indica Cabal.

De hecho, las fuertes propiedades antivirales de estos materiales son capaces de reducir la infectividad viral más del 99% en 10 minutos de contacto de estos materiales.

Para poder demostrarlo en la práctica, esta potente actividad viricida se ha probado en virus con características fisicoquímicas muy distintas, como el virus de la rabia, el virus del herpes simple (HSV-1), los adenovirus, el virus de la gripe o el SARS-CoV-2, causante de la pandemia actual".

Por último, la utilización de estos materiales para eliminar virus del agua o su aplicación en filtros de aire podrían servir para prevenir infecciones endémicas, tanto en animales de granja como en personas.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad