Internacional

Crece la insatisfacción de los españoles con su democracia

Un informe de la Universidad de Cambrigde refleja que nuestro país es el que ha experimentado una mayor decepción con su democracia durante la pandemia

Persona votando en España. / Getty Images

Madrid

Un informe realizado por investigadores de la Universidad de Cambrigde, refleja que nuestro país y sus ciudadanos, son los que han experimentado una mayor decepción o caída en la satisfacción que tenían con su democracia durante la pandemia.

Estos investigadores de la prestigiosa universidad británica, pertenecen al departamento Centro para el Futuro de la Democracia, y entre los que está el español Xavier Romero-Vidal, han elaborado un informe realizado tras entrevistas a más de medio millón de personal en más de cien países, entre los que se encuentra España. Las encuestas comenzaron a realizarse en el 2020, tras decretarse la pandemia y reflejan que el apoyo a los partidos políticos populistas en este periodo ha disminuido considerablemente.

También reflejan los datos un cambio de tendencia entre los que apoyaron a los partidos populistas, por sus declaraciones en torno al manejo de la pandemia, lo que muestra como esta situación ha afectado a las ideas políticas. Las amenazas provocadas por una pandemia inesperada y desconocida, han provocado un cambio de la autoridad política en todo el mundo. Se ha incrementado la confianza en los expertos, científicos, funcionarios sanitarios y los gobiernos que han gestionado toda esta situación. Mientras estos afectos subían, la admiración por la democracia y su sistema social, ha caído considerablemente, al haberse tomado medidas que en muchos casos socavaban derechos democráticos civiles. Libertad de movimiento, de asociación y de gestión entre otras cosas.

En la historia global de los últimos tiempos han aparecido políticos antisistema (dice Roberto Foa, uno de los directores del proyecto) desde Erdogan a Bolsonaro y algunos dirigentes de la antigua Europa del este, creando una corriente de populismo. Pero con la pandemia, el apoyo electoral a esos partidos en el mundo se ha desplomado si lo comparamos con el apoyo que reciben los políticos y los partidos tradicionales o convencionales.

Muchos líderes políticos, durante los primeros meses de la pandemia, tuvieron un aumento en sus índices de popularidad, lo que se da en llamar agrupación ante la bandera en tiempos complicados, pero los niveles de aprobación de los líderes populistas descendieron tan pronto como apareció el coronavirus y no han dejado de bajar desde entonces. Más de diez puntos de apoyo han perdido entre el inicio de la pandemia y la primavera del pasado año, si lo comparamos con los partidos tradicionales que han mantenido y en muchos casos, incrementado el apoyo que reciben.

Los confinamientos, contrariamente a lo que podría parecer, incrementaron la intención de voto para los partidos que ya estaban en el poder en toda Europa. Los que dieron las ordenes de confinarse y aplicaron las restricciones, mientras que los partidos populistas tanto de izquierdas como de derechas, vieron disminuir considerablemente sus apoyos a medida que cuestionaban las políticas oficiales sobre la pandemia.

El análisis que hacen estos sociólogos y politólogos, es que muchos de esos gobiernos populistas han hecho una mala gestión de la pandemia, desde vetar la mascarilla de Bolsonaro, a la inyección lejía de Trump. La población considera que los líderes populistas son menos fiables que los centristas.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad