Cine y TV
Pablo Alborán

"Me obsesioné con las águilas": la desternillante historia de Pablo Alborán y su amuleto en los Grammy Latinos

El actor ha sido nominado 29 veces a los Grammy Latinos, pero nunca ha ganado un gramófono

Madrid

Pablo Alborán ha recibido 29 nominaciones a los Grammy Latinos a lo largo de su trayectoria musical. Desde que le nominaran por primera vez en 2011 en categorías como Mejor Canción, Mejor Artista Revelación y Mejor Álbum Pop Vocal masculino, el artista malagueño ha ido atesorando decenas de nominaciones, pero ni un solo gramófono. Un tema que le parece un tanto escabroso, pero que reconoce que no le quita la ilusión de ganar uno de estos premios en alguna ocasión.

De hecho, todos los años busca señales y amuletos que le puedan ayudar a conseguir el ansiado gramófono. En la edición de los Grammy Latinos 2020, el cantante apareció con una camisa plateada porque pensó que la plata era la señal que estaba buscando para poder llevarse el ansiado premio. Un año más tarde, Pablo Alborán aseguro que vio la señal que le llevaría a la victoria en las águilas y los halcones: "Después de este programa me llamarán todos los terapeutas de este país porque tengo un cable pelado".

Así fue el primer encontronazo de Pablo Alborán con un águila

Todo comenzó mientras preparaba un concierto junto a Alejandro Sanz en su casa. Tras escuchar ruidos extraños procedentes de su habitación, el cantante se dirigió a la misma y se encontró con un águila en su cama: "Me tenías que ver a mí con una fregona y con la puerta medio abierta moviendo la fregona para asustar al animal". Tras varios segundos de tensión, el animal empezó a volar y salió de la terraza. Mientras el cantante aprovechaba para cerrar corriendo la terraza, el águila se le quedaba mirando fijamente "con una mala leche que flipas". Sin embargo, el concierto con Alejandro Sanz saldría a las mil maravillas.

Tres meses más tarde, el cantante encontró dos águilas en su terraza. Dado que el encuentro con la primera águila le dio suerte, ya que el concierto con Alejandro Sanz salió muy bien, Pablo Alborán pensó que le volvería a pasar algo bueno tras el encuentro con estas dos aves. Y, pese a que no recuerda qué fue lo que pasó, el cantante asegura que reforzó sus motivos para pensar que las águilas y los halcones eran los amuletos de esta edición.

"Me compré unos calzoncillos de águila"

Una teoría que reforzó varios meses más tarde, cuando Pablo Alborán tuvo un nuevo encuentro con un águila: "Hace poco voy a una reunión de trabajo en el centro de Madrid y veo un águila que empieza a planear sobre el sitio en el que tenía la reunión. Con mucho orgullo, Pablo Alborán pensó que, una vez más, el hecho de haber visto al animal le traería suerte. En mitad de esa reunión, el cantante recibió una llamada en la que le explicaron que había recibido cinco nominaciones a los Grammy.

Por esa misma razón, y dado que las señales eran claras (al menos en su cabeza), Pablo Alborán decidió comprarse unos calzoncillos con un estampado de águila para la noche de los Grammy. Sin embargo, y a pesar de que se mantuvo hasta el final de la gala con ellos puestos, el cantante se volvió a quedar sin un solo gramófono. No obstante, reconoce que ya está buscando el amuleto que le pueda otorgar varias nominaciones a los Grammy Latinos y, esta vez sí, la victoria final en la fiesta de la música latina.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad