Tribunales

Confirman la sanción a un Guardia Civil por cantar una chirigota obscena a una compañera durante una guardia

La sala de lo militar entiende que los hechos son constitutivos de una falta muy grave de acoso por razón de sexo y mantiene la sanción de suspensión de empleo durante cinco meses

Archivo.- Guardia Civil. / GettyImages

Madrid

La agente estaba de guardia en la garita de la torre del cuartel de la Guardia Civil de Intxaurrondo cuando recibió tres llamadas desde un teléfono en modo manos libres. Dice el Supremo que "en las conversaciones le cantaban una chirigota en la que empleaban palabras obscenas, tales como 'la muy guarra'; que en una segunda llamada una voz masculina le preguntó si le gustaba más el espeto por delante o por detrás y que en la tercera, también una voz masculina sin identificar repetía hasta tres veces la palabra bukake". Ella sintió, añaden los magistrados "una profunda indignación y un intenso sentimiento de disgusto, aflicción, humillación y denigración".

Las llamadas se hicieron desde el teléfono de un compañero que se encontraba junto a otros dos agentes de la guardia civil en su propio domicilio y que terminó suspendido de empleo por un periodo de cinco meses. Sanción que ha llevado hasta el Supremo porque siempre negó haber proferido las vejaciones hacia su compañera. Sin embargo, el alto tribunal le responde que no puede pretender sustituir el análisis de las pruebas que hace el tribunal militar por el suyo propio.

Dice la sala que "resulta carente de toda virtualidad exculpatoria la reiteradamente parcial y sesgada utilización que hace de la declaración de la víctima" y le recuerda que después de los hechos le envió hasta 36 mensajes de WhatsApp pidiéndole disculpas por lo sucedido, que no fue otra cosa que dirigirle "frases y palabras insultantes, soeces, vejatorias y de clara significación sexual".

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad