Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Economía

cerrar
cerrar

Los sindicatos vuelven a plantear movilizaciones en Iberia

Sostienen que las imposiciones de IAG endurecen las condiciones del ajuste

Este jueves finalizaba el plazo para alcanzar un acuerdo en el plan de ajuste de Iberia. Los sindicatos acusan a la dirección de haber presentado una nueva propuesta peor que el preacuerdo alcanzado en diciembre, y plantean la convocatoria de movilizaciones. La empresa sostiene que su propuesta mejora la de noviembre y "apela a la responsabilidad de los sindicatos".

Los sindicatos de tierra y de tripulantes de cabina de Iberia no han concretado aún sus movilizaciones, pero portavoces consultados por la Cadena Ser dan por hecho que irán a la huelga. Han planteado una reunión con la dirección de Iberia ante el SIMA la próxima semana, y si la empresa no da marcha atrás en sus planes presentarán su calendario de movilizaciones.

El último plan de la compañía recoge una reducción de plantilla de 3.147 personas, un 30% menos que las 4.500 de la propuesta inicial presentada en noviembre, remarca la empresa en una nota oficial. Con una reducción salarial también menor, del 11% para el personal de tierra y del 23% para el de vuelo (frente al 25% y 35% anteriores).

Iberia insiste en que la reducción de plantilla se realizará "prioritariamente" aplicando el ERE en vigor, más benigno para los trabajadores que las condiciones de la reforma laboral. Y que la reducción de capacidad de la aerolínea, del 10% (frente al 15% planteado antes) se puede revertir con crecimientos a partir de 2014.

Se mantiene además el compromiso de no segregar los negocios de 'handling' y mantenimiento, tal como se acordó con los sindicatos en diciembre.

Condiciones más duras

Pero los sindicatos no hacen una lectura tan positiva de la última propuesta de la dirección. Los portavoces consultados ponen el acento en que a la reducción de plantilla citada habría que sumar la amortización de otros 800 puestos de trabajo. Según estas fuentes, la dirección plantea una parte de los despidos acogiéndose al ERE en vigor. Pero otra parte debería salir con las condiciones planteadas por la reforma laboral.

A los recortes salariales citados habría que sumar, según los sindicatos, los efectos de la congelación salarial en los próximos ejercicios. En cuanto a la posibilidad de aumentar la capacidad de Iberia a partir de 2014, los sindicatos sostienen que se condiciona a que se consigan objetivos que parecen inalcanzables en la práctica en las circunstancias actuales.

En definitiva, los sindicatos insisten en que hay un endurecimiento de las condiciones del ajuste, y lo atribuyen a las directrices planteadas por el consejero delegado de IAG, la matriz de Iberia, para concluir que Iberia "no tiene dirección española y se gobierna desde la imposición de British Airways".