Ideas de comida que llevarte a la playa

Hay vida más allá del bocata, la tortilla y la fruta cortada

Todas las neveritas de playa se parecen por fuera. Pero por dentro... /

Lo de ir a comer al chiringuito o una terraza ya forma parte del ADN gastronómico español, pero hay una costumbre aún más arraigada, sobre todo entre las familias y entre quienes manejan presupuestos más ajustados: ¡ir a la playa con fiambrera!

Lo que metamos dentro ya es otra historia, pero siempre se valora la posibilidad de comer con las manos y el hecho de que la comida resista en una mochila o, en el mejor de los casos, en una neverita. Lo que no puedes hacer es pasarte horas en la playa sin una protección solar adecuada y sin beber agua o comer porque acabarás como el último de los saltadores del vídeo que acabas de ver. Ahí van varias ideas:

Los clásicos nunca fallan

La bloguera asturiana Isasaweis, toda una experta en recetas apañás, tira de clásicos. Al preguntarle qué se llevaría a la playa en un tupper, Isabel Llano tira de clásicos como la tortilla de patata, el gazpacho o la ensalada de pasta (con rigatoni, tomate, huevo duro y atún, por ejemplo).

Bocata a la valenciana

Lourdes March, autora de grandes recetarios y del imprescindible Los secretos de la compra, sugiere una preparación muy típica de la costa levantina: "Se hace un guisito de pimentó en tonyina, se vacía un panecillo, se rellena con el guiso y luego se vuelve a tapar", sujetándolo con palillos. La receta original incluye atún en salmuera, pero se puede sustituir por atún o bonito en aceite. Basta con tostas un poco unos piñones y, por otro lado, freír pimientos y tomate a trozos. Al final se mezcla todo y luego se deja reposar. Mejora de un día para otro, ¡de hecho!

Pizzas y cocas caseras

 Mucha gente critica la comida rápida, pero no se puede generalizar porque, en realidad, también hay preparaciones muy rápidas que son genuina dieta mediterránea. Un buen ejemplo son las cocas de verduras y las pizzas caseras, que se mantienen estupendamente de un día para otro (o incluso mejoran).

Brochetas de lo que tú quieras

El hecho de ahorrarte los cubiertos supone una gran ventaja, sobre todo si el plan es comer sentado en el suelo y con toneladas de arena a tu alrededor. La catalana Assumpta Miralpeix, autora de Cocina Eco y con varias décadas de experiencia como profesora de cocina, propone varias ideas de brocheta:

  1. Tomate cherry, trocito de chorizo y dado de queso danés.
  2. Pimientos asado, dos mejillones y aceituna sin hueso.
  3. Salchicha de Frankfurt, un trozo de piña y un dado de queso.
  4. Dados de pechuga de pollo cocida y fría con tomate cherry.

Pan de barra o pan de hogaza (¡y a por la ola!)

El cocinero vasco Fernando Canales, chef del restaurante Etxanobe, con una estrella Michelin, es un apasionado del surf y, de hecho, se acerca a alguna playa casi todos los días. Su recomendación para los que conviertan el ir a la playa en una actividad física exigente es combinar una hidratación abundante con bocatas (que no sean de pan de molde) rellenos de productos sin grasa, como el pavo o el jamón york. Los que prefiráis bocatas jugosos, echadle un vistazo al que Martín Berasategui prepara con pollo y pimiento, o los Bocatas Mundialistas del chef Javi Estévez.

Fruta de temporada

El verano es una de los mejores momentos del año para disfrutar de la fruta. ¡La variedad es inmensa! Albaricoque, breva, cereza, ciruela, frambuesa, fresa, melocotón, melón, naranja, nectarina, níspero, plátano, pomelo, sandía, uva... y la preferidad del surfero Fernando Canales: ¡el dátil!

Pica y no te quedes empanado

También funciona muy bien la carne empanada, que gracias al rebozado conserva su jugosidad durante mucho más tiempo. Y hay muchas opciones: pechuga de pollo, nuggets, libritos de lomo (rellenos de jamón y queso), cachopines de ternera, ancas de rana... Con las minialbóngigas, las siempre socorridas croquetas de jamón o estas deliciosas bolas fritas de jamón y queso también te aseguras el éxito.

Ensaladas frías sin pasta

El mundo de las ensaladas frías va mucho más allá de la pasta-con-cosas que tanto abunda en los hogares españoles. Al cocinero sevillano Julio Fernández, chef de Abantal, le gusta la de de arroz integral con quinoa y legumbres. Assumpta Miralpeix propone tres: tabulé; rodajas de patata cocida con atún, huevos duros y olivas; y ensalada de lentejas con virutas de jamón y vinagreta.

Temas relacionados

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?