A vivir que son dos díasLa píldora de Enric González
Opinión

Más máscaras

"Decían que de esto saldríamos mejores. Y es cierto. Saldremos mejores. Mejores ansiosos, mejores sociópatas, mejores coleccionistas de patologías nerviosas"

Madrid

Decían que de esto saldríamos mejores. Y es cierto. Saldremos mejores. Mejores ansiosos, mejores sociópatas, mejores coleccionistas de patologías nerviosas.

Esto ya cansa mucho.

Parece que el próximo jueves volverá a ser legal andar sin mascarilla por la calle. El relativamente breve regreso al enmascaramiento en espacios abiertos nos dejará una duda: ¿por qué el gobierno ordenó esa medida, que según los especialistas carecía de sentido?

Hay varias explicaciones posibles. La primera es sencilla. Ante la oleada de covid ómicron, al gobierno le pareció que había que hacer algo e hizo lo que no le costaba ni dinero ni esfuerzo imaginativo: un brindis al sol a costa de la paciencia de una ciudadanía que, pese a la hartura, mantiene una disciplina que ningún gobierno merece.

Hay otra explicación, más complicada. Leí que alguien del Partido Nacionalista Vasco decía que lo de llevar mascarilla por la calle era un “símbolo” (entrecomillo lo de símbolo) que nos permitía recordar que la pandemia seguía entre nosotros. Bien visto. Es lo que nos pasa a todos, que en cuanto nos quitamos la mascarilla nos da la amnesia.

Aventuro una tercera explicación: a nuestras queridas autoridades les va muy bien lo de la mascarilla. La ajena y sobre todo la propia. Les entiendo. Si yo hubiera participado en un carnaval como el del otro día, cuando se votó en el Congreso la reforma laboral, también habría preferido enmascararme.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad