Política

El empate técnico entre PP y PSOE obligará a Mañueco a pactar con Vox en Castilla y León

A menos de una semana de las elecciones, el PP se situaría como primera fuerza pero lejos de la mayoría absoluta y sólo un punto por encima del PSOE, según la encuesta de 40 dB para la SER y 'El País'. La ultraderecha pasaría de ser fuerza minoritaria en las Cortes a tener la llave de la Legislatura. El desplome de Ciudadanos beneficia a las candidaturas de la España Vaciada, que crecen también a costa del PSOE, aunque logrando representación sólo en Soria y Burgos.

El empate técnico entre PP y PSOE obligará a Mañueco a pactar con Vox en Castilla y León.

MADRID

El PP forzó el adelanto electoral en Castilla y León con un doble objetivo: dar un paso más en la reabsorción de Ciudadanos y dejar fuera de juego a Vox formando un gobierno en solitario de Alfonso Fernández Mañueco. Una estrategia, que según los cálculos de Génova, serviría también para restar protagonismo interno a Isabel Díaz Ayuso, que tendría que compartir la medalla de las grandes victorias con otro dirigente autonómico, y para instalar el mensaje de un supuesto cambio de ciclo político que acabaría con Pablo Casado en La Moncloa. A una semana para que los castellanoleoneses acudan a la cita con las urnas, la encuesta elaborada por 40dB para la Cadena SER y El País pronostica unos resultados que no cumplen las pretensiones marcadas por el Partido Popular.

Si las elecciones se celebrasen hoy, el PP ganaría con el 30,8% de los votos, muy lejos de la mayoría absoluta y seguido a sólo un punto del PSOE, con el 29,7%. Vox escalaría hasta la tercera posición, doblando su resultado: del 5,5% de 2019 al 13,4% tres años después. Unidas Podemos se quedaría en el mismo puesto, cuarto, y con un porcentaje de sufragios similar: un 7,1%. Ciudadanos sería, sin duda, el gran perjudicado de la convocatoria adelantada, al caer del 14,9% de los votos al 4%. La candidatura de Francisco Igea pasaría de ostentar la vicepresidencia y cuatro consejerías del Gobierno a quedarse sin representación en las Cortes. La España Vaciada obtendría un 2,3% de los votos en Soria y Burgos, y un 1,8% en las otras tres circunscripciones donde concurren.

Más información

Mañueco, obligado a pactar con VOX

El reparto de escaños dibuja un parlamento en el que nadie podría gobernar en solitario. Tampoco el PP, que consigue situarse como el grupo mayoritario en la Cámara, con 31 procuradores, pero a diez de la mayoría absoluta. Ese es exactamente el número de representantes que el sondeo de la Cadena SER y El País pronostica para Vox. Los estrategas de Génova aspiran a que la candidatura de Alfonso Fernández Mañueco sume más procuradores que todas las de la izquierda juntas. Escenario que le permitiría plantear, como hizo Díaz Ayuso en Madrid, un ejecutivo sólo del PP con el apoyo externo de los de Abascal. Según esta encuesta, a siete días de los comicios, esa posibilidad está lejos de producirse. Entre o no en el gobierno, la llave de la Legislatura estaría en manos de Vox.

Es más, con estos resultados y teniendo en cuenta las horquillas que el sondeo otorga a los diferentes partidos, pequeñas variaciones de voto podrían restar algunos escaños a esa coalición y posibilitar una mayoría alternativa. La suma de PSOE, con 29 procuradores, Unidas Podemos (3), las candidaturas de la España Vaciada (5) y Unión del Pueblo Leonés (3), dejan a este bloque a un solo representante de la mayoría absoluta, situada en 41.

La movilización del electorado está también por debajo de lo que los populares habían planteado para obtener un mejor resultado. Según el sondeo, un 54,6% de los ciudadanos acudirá a votar el próximo domingo. El electorado más movilizado es el de España Vaciada, aunque aún hay un 17,5% de la población general que no ha decidido por qué papeleta optará.

La ultraderecha es la fuerza que más aumenta sus expectativas en estos comicios. Pasa de uno a diez procuradores y de un 5,5 a un 13,4% de los votos. El crecimiento de Vox se debe principalmente a las fugas de tres partidos. En primer lugar, del PP: un 18,2% de los castellano y leoneses que optaron por Mañueco en 2019 lo harán este 13 de febrero por la papeleta de Vox, que también se alimenta en un 13,1% del descalabro de Ciudadanos. Y por último Unidas Podemos - Equo también aporta votos a la candidatura del partido de Santiago Abascal: un 12,3% de sus votantes en los pasados comicios optaría ahora por un candidato que, por cierto, es el más desconocido. Sólo un 47,9% de los votantes de Vox prefiere a Juan García-Gallardo Frings para ser el próximo presidente de la Junta de Castilla y León.

La España Vaciada: un resultado discreto pero que daña a Cs y PSOE

Una de las incógnitas que se desvelará el próximo domingo será el empuje de las candidaturas de España Vaciada, que se vieron obligadas a acelerar la creación de su estructura cuando Mañueco pulsó el botón electoral. Finalmente, la plataforma presenta candidatos en cinco de las nueve provincias. El mejor resultado lo obtendrían en Soria, donde se convertirían en la primera fuerza con tres procuradores. En Burgos, bajo la marca Vía Burgalesa, se alzaría con dos representantes. Las otras tres listas de Salamanca, Palencia y Valladolid se quedarían sin asiento en las Cortes autonómicas. Por Ávila y Unión del Pueblo Leonés son también partidos regionalistas, pero concurren al margen de la plataforma que lucha contra la despoblación. España Vaciada obtiene un resultado discreto pero que perjudica sobre todo a PSOE y a Ciudadanos.

De hecho, según el sondeo de 40dB para la Cadena SER y El País, un 54,4% de los electores que en 2019 votaron al PSOE optarán por Soria ¡Ya! el 13F. En las otras cuatro provincias donde se presentan, las candidaturas de España Vaciada suman casi un 15% de votos gracias a los socialistas. Ciudadanos también sufre por la aparición de estos partidos, pero en su caso un 43,6% de los votos se van a la marca de la plataforma en Burgos y un 52% a las que presentan en Valladolid, Palencia y Salamanca. El resto de sufragios que se deja la desaparición del partido de Arrimadas en Castilla y León va en un 13,4% al PP y en un 13,1% a Vox. El candidato de la ultraderecha es, por cierto, el menos apoyado entre los votantes de su propio partido. Sólo el 47,9% lo prefiere para ser el próximo presidente de la Junta de Castilla y León.

La despoblación, uno de los principales problemas

Es palpable entre los encuestado la preocupación por la despoblación en el mundo rural. El 86,1% de los encuestados lo considera un problema muy importante para su comunidad autónoma. Esta percepción no distingue de simpatías o ideología, es común entre el electorado de todos los partidos, aunque los que más sensibilizados están con esta cuestión son los votantes socialistas, en un 64,8%.

En segundo lugar, sitúan la inquietud por la economía y el paro seguido de la calidad de los servicios públicos, también relacionada con la huída del mundo rural. Eso explicaría la fuga de votos del PSOE a las candidaturas de España Vaciada. Los votantes menos preocupados por la despoblación serían los de Vox (39,1%). El principal problema para el electorado de Unidas Podemos sería la calidad de los servicios públicos y para los del PP la economía y el paro.

Ficha técnica

  • Ámbito: Castilla y León
  • Universo: Población general residente en Castilla y León a partir de 18 años de edad y con derecho a voto.
  • Tamaño de la muestra: 1.123 entrevistas. Además de por provincia, aplicación de cuotas por sexo, edad, tamaño de hábitat y clase social. Igualmente se han ponderado los datos por recuerdo de voto.
  • Procedimiento: Entrevista on line (CAWI)
  • Error muestral: +/-2,92% (95% de confianza)
  • Fecha de realización: 26/1/2022 a 2/2/2022

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad