Fútbol

La policía registra un total de 15 grupos radicales en el futbol español que tienen prohibido recibir apoyo de los clubes

Tanto la policía como La Liga creen que los clubes deben incrementar la identificación de individuos violentos

Aficionados ultras son retenidos por la policía / David Zorrakino

Barcelona

La lista está compuesta por Symmachiari (Oviedo), Boixos Nois así como Casuals y Cachorros (Barça), Ultra Sur (Madrid), Frente Atlético (Atético), Bukaneros (Rayo), Iraultza (Alavés), Ligallo y Avispero (Zaragoza), Frente Bokerón (Málaga), Biris Norte (Sevilla), Jove Elx (Elche), Indar Gorri (Osasuna), Herri Norte Taldea (Athletic Club), Riazor Blues (Deportivo), Ultra Boys (Sporting).

En la Comisión Antiviolencia constan también informes policiales que vinculan a Supporters (Betis) con una veintena larga de hechos violentos, pero la policía no tiene aún decretado su ingreso en la mencionada lista. Supporters mantiene un conflicto violento con otra facción radical del Betis en su pugna por hacerse con el control de la grada de animación bética, según fuentes próximas a la policía. No le resulta fácil a la policía a veces acreditar el caràcter violento de los grupos porque son necesarias sentencias firmes o una secuencia de actas penales y de momento el listado se mantiene en los quince mencionados.

Estos grupos tienen totalmente prohibido recibir promoción, apoyo e infraestructura por parte de los clubes que sin embargo no pueden prohibir su entrada en el recinto deportivo salvo en los casos donde, puntualmente, se pueda retirar la condición de socio a quien participen en riñas o reyertas. Tanto la policía como La Liga creen que los clubes deben incrementar la identificación de individuos violentos para que a partir de sus reglamentos de uso del estadio se les pueda impedir la entrada.

Fuentes de la Comisión Antiviolencia subrayan que la prohibición de apoyo, de infraestructura, y venta de entradas descansa en la ley de 2007, una ley que obliga a no proporcionar ni facilitar a las personas o grupos de seguidores que hayan incurrido en conductas agresivas ni medios de transporte, ni locales, subvenciones, entradas gratuitas, descuentos, publicidad o difusión o cualquier otro tipo de promoción o apoyo de sus actividades.

Los clubes son los responsables de tener un libro de registro con los grupos de animación que tienen relación con el club, libro que los clubes deben actualizar y hacer constar por ejemplo la cesión de entradas, entre otras cosas. Pero es la propia policía quien también se encarga de recordar a los clubes la prohibición de colaboración alguna con los grupos señalados.

El futbol concentra el 98% de los episodios violentos

Tras dos años sin público en los estadios preocupa que hay menos incidentes violentos pero los que se producen són más graves. Esta es la sensación que tiene la policía. Y es en el mundo del futbol donde se localizan la mayoría de incidentes. Podría ayudar en la prevención que la Fiscalía propusiera de manera cautelar más órdenes de alejamiento en sus escritos.

Se producen también en el plano administrativo contradicciones tales como la posibilidad que tiene el infractor de pagar la multa de manera rápida lo que desactiva otras medidas que pudieran acompañar la sanción como por ejemplo la prohibición de entrar al recinto deportivo. A menudo los investigadores se encuentran además con la dificultad para conocer las condenas y sanciones que imponen los tribunales, información que sería muy útil para la acción policial a la hora por ejemplo de acreditar la acumulación de hechos violentos por parte de los integrantes de los grupos radicales.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad