La VentanaLa polémica del día
Opinión

¿Metaverso sin ley?

"¿Quién podía pensar que a este espacio virtual no llegarían los mismos descerebrados que habitan el suelo real y las redes sociales? La pregunta es si estas experiencias desagradables vividas por un avatar pueden afectar a la persona de carne y hueso que está detrás del avatar agredido, insultado o perseguido, y si se podría intervenir, regulándolo, en un mundo de ficción creado para vivir experiencias de ficción, por realistas que puedan parecer", la polémica de Isaías Lafuente

¿Metaverso sin ley?

¿Metaverso sin ley?

Madrid

El Metaverso ha sido hasta ahora lo más parecido a lo que llamábamos “el otro mundo”, un espacio virtual en el que creamos nuestro propio avatar y al que fabricamos un entorno para disfrutarlo, un marco ideal, en principio, porque quién va a querer vivir en el infierno. Pero ya vemos que comienzan a colarse en este mundo irreal avatares que insultan, que amenazan, que agreden o que violan en manada. Y podemos sorprendernos, incluso indignarnos, pero solo dejaremos patente nuestra ingenuidad. ¿Quién podía pensar que a este espacio virtual no llegarían los mismos descerebrados que habitan el suelo real y las redes sociales?

La pregunta es si estas experiencias desagradables vividas por un avatar pueden afectar a la persona de carne y hueso que está detrás del avatar agredido, insultado o perseguido, y si se podría intervenir, regulándolo, en un mundo de ficción creado para vivir experiencias de ficción, por realistas que puedan parecer. Un buen camino sería aplicar a esta ficción los mismos criterios que hemos aplicado hasta el momento a la ficción analógica, en la que el autor que crea a un asesino no paga con cárcel sus crímenes y son el lector o el espectador los que deciden meterse en tal o cual historia. Aunque quizás la respuesta no sea tan sencilla...

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad