Sociedad

Denuncian comisiones y mordidas de empresas dedicadas a instalar desaladoras en Canarias

"Cuando hice el Plan Hidrológico de La Gomera las empresas de desalación me ofrecieron el 10% de lo que costaba colocar desaladoras", ha revelado el ingeniero de caminos, canales y puertos experto en captación de aguas subterráneas, Carlos Soler. La intención de estas empresas era, según Soler, enriquecerse con las desaladoras y desistir de la captación de aguas subterráneas más baratas y sostenibles.

Una planta desaladora / abayliss

Canarias

El ingeniero Carlos Soler ha denunciado en la SER que empresas relacionadas con la instalación de desaladoras en Canarias le ofrecieron una comisión del 10% por desistir de su proyecto de captar aguas subterráneas en La Gomera y posicionarse a favor de las desaladoras. "Me daban el Plan Hidrológico hecho, colocando una desaladora en cada municipio y bombeando hacia arriba", detalla. "La calidad no era la idónea y los precios eran abusivos, cuando les dije que no, me ofrecieron el diez por ciento de lo que costaba colocarlas", concluye Soler. "No es que me lo hayan contado, a mi me lo han ofrecido cuando hice el Plan Hidrológico de La Gomera", revela Soler.

Soler es uno de los mayores expertos en captación de aguas subterráneas en terreno volcánico de todo el mundo. Fue el único capaz de descubrir el manantial de la Fuente Santa, en Fuencaliente, que llevaba cuatrocientos años oculto bajo la lava. Redactó los planes hidrológicos de La Palma, La Gomera y El Hierro. Es doctor, ingeniero de caminos, canales y puertos y miembro de la Real Academia de Medicina de Zaragoza. Durante décadas fue Jefe de Obras y Proyectos y Jefe de Planificación, Estudios e Hidrología de la Dirección General de Aguas de Canarias. Atesora un conocimiento que se está perdiendo: la pericia para captar aguas subterráneas en las cumbres volcánicas. "Hoy en día no hay ingenieros que sepan dónde captar aguas subterráneas: Telesforo Bravo, Juan Coello, José Manuel Navarro, toda esta gente ha desaparecido", explica Soler. Con ellos está desapareciendo también la disciplina que permitió a los equipos de Soler descubrir enormes reservas de agua en Canarias.

La mayoría del agua que se consume en Canarias proviene de los pozos y de la desalación. "La calidad del agua de los pozos es ya actualmente mala y en muchos casos roza la aceptabilidad para el abasto o para la agricultura. Las aguas desaladas, aun teniendo bajos contenidos en sales, generan problemas en las raíces de las plantas debido al desajuste de los contenidos en sodio respecto a los restantes cationes", explica Soler, que sostiene que la solución para el agua en Canarias pasa por perforar galerías de nuevo y rehabilitar las existentes. "El agua de las galerías se reparte por gravedad, por lo que su transporte hasta las zonas de la mayor parte del consumo se hace sin coste alguno. El agua de los pozos hay que bombearla hasta la cota 400, el agua de las desaladoras no solo hay que bombearla, sino que hay que producirla con costes equivalentes a un bombeo de 700 metros de altura", explica el experto.

Al menos dos pozos han cerrado en el sur de Tenerife a consecuencia de las subidas del precio de la electricidad.

Elevar el agua de pozos y desaladoras a las cotas donde crecen los cultivos tiene un coste insostenible, según denuncia Dionisio Rocha, presidente de la Comunidad de Regantes de Las Galletas. Los costes de las elevaciones y la producción de agua se incrementan debido al consumo eléctrico, con lo que están supeditados a la fluctuación de precios las eléctricas que en estos días registran máximos históricos. "Las únicas aguas que aseguran una solución sostenible para Canarias son las aguas subterráneas, captadas mediante galerías, algo que se ha demostrado en 150 años de historia. Los caudales los mantienen constantes a la vez que su calidad por extraer recursos, especialmente en La Palma", explica Carlos Soler. "Tanto los bombeos desde los pozos como la producción de desaladoras, al consumir electricidad y depender del petróleo, están quemando reservas, es insostenible", añade. "Tenemos más agua subterránea de la que se necesita. En el Plan Hidrológico de Tenerife se dice que se infiltran 360 hectómetros cúbicos al año, son recursos que se infiltran en el acuífero. La isla necesita 160 hectómetros cúbicos, no llegamos ni a la mitad de lo que se podría sacar. En La Palma es todavía más bochornoso", concluye Soler.

"Se están cargando toda la infraestructura hidráulica de pozos y galerías y nos estamos decantando hacia la desalación, y eso es un peligo. No solo por el consumo eléctrico, lo cual es tremendo. Un consumo eléctrico que hace depender el agua de la electricidad", explica Soler. "Pero me preocupa mucho más que le vamos a dar el futuro del agua a empresas que ya tienen el futuro de la energía y que son monopolios", añade. "Todo el mundo sabe que las guerras del futuro van a ser por el agua, entonces, ¿dónde nos estamos embarcando?", se pregunta el experto. Los acuíferos se están contaminando y su nivel está descendiendo, sin embargo, los datos que aporta Carlos Soler desmienten que se estén agotando. "En El Hierro el 80% del acuífero está contaminado por gases volcánicos, pero queda un 20% sin contaminar que es suficiente para abastecer a toda la isla. En Tenerife tenemos agua suficiente para poderla sacar y también en La Palma", añade.

A la izquierda la de Hermosilla en Los Llanos de Aridane y a la derecha la de San Pedro en Breña Alta. La primera se perforó en poco más de 3 km y la segunda de 2 km. A esas profundidades ambas interceptaron el acuífero aportando un caudal de alrededor de 200 l/s (1400 pp/h) cada una y así se mantienen desde hace 20 años. El acuífero que resta por drenar se indica de color amarillo. Las rayas grises son la dirección preferente de los diques volcánicos donde se deben hacer los tranques. La continuación de la perforación de ambas galerías es capaz de aportar el agua que necesita la isla, tanto por cantidad como por calidad y hacerlo desde cotas superiores a la zona de demanda y por ello ser la forma más eficaz, con mejor calidad, más rápida y más barata de conseguirlo / Cadena SER

El agua en La Palma es un negocio privado y las autoridades no han querido perforar el túnel de trasvase. "Antes sufrían a los aguatenientes de aguas privadas y ahora sufren a los aguamangantes de aguas públicas", denuncia Carlos Soler

Soler defiende que la perforación de una galería en el túnel de trasvase en La Palma daría al traste con el negocio privado de algunas familias propietarias de pozos en la isla. El mecanismo es relativamente sencillo: el agua de lluvia y la lluvia horizontal se infiltran en el terreno y engrosa el acuífero. Según los datos oficiales del Consejo Insular de Aguas de La Palma son 260 hectómetros cúbicos al año los que se infiltran en la isla. Estas aguas solo forman la parte superior del acuífero, en proporción, según Soler, son como la piel de la manzana. Debajo, contenida en el interior del acuifero, formando un enorme panel de abejas donde cada celdilla, -con paredes entrecurzadas de diques ocupados por materiales pétreos llenos de agua-, hay cuatro veces más agua de la que la isla necesita. También en Tenerife, sostiene Soler, en la dorsal de Anaga hay agua suficiente para abastecer a Santa Cruz de Tenerife.

En la isla de La Palma, según Soler, se han perforado 69 pozos, actualmente solo dan una calidad asumible 16 porque todos presentan síntomas de intrusión marina. Las galerías que propone el experto son más costosas y largas de construir, sin embargo, el agua que extraen es por denaje y a cotas altas, por lo que no empeoran la calidad con el tiempo. Perforando galerías por encima de la cota 400 y regulando su caudal mediante cierres hidráulicos, se aseguraría toda el agua necesaria para varias ambas vertientes insular. Además, el agua se reparte por gravedad, con lo que no se genera consumo eléctrico y se reduce la contaminación por CO2. Además, la introducción de un abundante caudal en el Valle de Aridane, supondría la caída de los precios del agua, con la que todavía hoy especulan algunos propietarios de los pozos en la isla.

Javi Rodríguez

Javi Rodríguez

(La Palma, 1991) Periodista vinculado a la Cadena SER en Canarias desde el año 2009, apasionado de los...

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00