El cine en la SEREstrenos Cine
Cine y TV

Buscando a su madre desesperadamente

Se estrena 'Jane por Charlotte', un documental de Charlotte Gainsbourg sobre su madre, Jane Birkin

Charlotte Gainsbourg y su madre, Jane Birkin, en una escena del documental Jane por Charlotte.

El músico y cantante Serge Gainsbourg conoció a Jane Birkin en 1968, durante el rodaje de Slogan, un film dirigido por Pierre Grimblat. Él acababa de terminar su relación con Brigitte Bardot. Ella se recuperaba de la ruptura de su matrimonio con el compositor John Barry, con el que había tenido una hija, Kate, que falleció trágicamente en 2013.

El flechazo entre Serge y Jane fue inmediato y los dos formaron una de las parejas artísticas más famosa de los años 70, tanto en el cine como en la música. Fruto de su relación nació en 1971 su hija Charlotte Gainsbourg a la que hemos visto en películas de Lars Von Trier como Anticristo o Nymphomaniac y que también ha desarrollado una importante carrera musical como cantante.

Jane Birkin y Charlotte Gainsbourg en una escena de Jean por Charlotte

Ahora, Charlotte Gainsbourg debuta como directora de cine con Jane por Charlotte, un documental en el que observa y retrata a su madre, Jane Birkin. Una relación materno filial en la que hay luces, pero también muchas sombras. “No fue un proceso liberador, sino muy doloroso y largo”, nos cuenta la actriz y cantante durante la presentación del film en Madrid. “Fue doloroso porque yo no quería molestar a mi madre. Durante el rodaje hubo momentos de encuentro y de desencuentro. Ten en cuenta que el rodaje se desarrolló a lo largo de seis años. La filmación se paró durante dos años; más tarde lo retomamos. Durante ese parón yo tuve el COVID y estuve muy enferma y mi madre me cuidó mucho. Vivimos momentos muy intensos que han sido un gran privilegio. Y también tenía que saber qué película estaba haciendo. No lo tenía claro. La película ha ido cambiando según las circunstancias que fueron muchas".

A lo largo del documental Charlotte Gainsbourg filma y fotografía a su madre, pero apenas le toca o la abraza hasta el final del film. “La cámara sustituye los abrazos y el contacto físico. Toda la película es un proceso para llegar al abrazo final. Al principio de la película, cuando estamos en Japón, se puede notar la tensión que había entre nosotras. Luego fuimos siendo muy leales y fieles con la realidad. Al final es una declaración de amor hacia mi madre. Le he dicho todas las cosas que he querido decirle, pero muchas veces las he tenido que decir, no solo a través de la cámara, sino de un pinganillo. No ha sido fácil”, nos confiesa la actriz.

Los que busquen en la película morbo familiar no lo encontrarán. Más que saldar cuentas con el pasado o explicar secretos de familia Jane por Charlotte es el reencuentro entre una madre y una hija que se fueron distanciando con el paso de los años. “Me ha sorprendido descubrir cuánto quería a mi madre. No sabía si la quería o no porque siempre he tenido un amor desmesurado por mi padre, pero con respecto a ella tenía demasiado pudor para contarle mis sentimientos. Esta película me ha permitido decírselo”, nos cuenta.

En 1969 Serge Gainsbourg y Jane Birkin grabaron J’taime moi non plus, un tema que originalmente Serge había compuesto y grabado para Brigitte Bardot. Pero la versión con Jane Birkin escandalizó a medio planeta y fue un bombazo en todo el mundo. La pareja se convirtió en una leyenda. Sin embargo, Charlotte no quiere acercarse a su madre como mito, sino a la persona real de carne y hueso. “Era una película para entrar en contacto con mi madre. Me daba lo mismo el mito, aunque tengo una gran admiración por ella y por lo que ha hecho”, nos dice. “Tenía mucho pudor y respeto y para poder preguntarle muchas cosas. Necesitaba tener una cámara entre las manos y hacerle fotos. Yo quería observar su imagen; quería acercarme y ver como reaccionaba y cómo me contestaba. A fin de cuentas es la historia de una niña que busca conocer el lugar que ocupa en la vida de su madre. La importancia que tiene ella para su madre”.

Jane Birkin en un momento del documental Jane por Charlotte

Jane Birkin tiene ahora 75 años. Charlotte ha llegado a los 50. Ahora hija y madre se reencuentran frente a las cámaras en este documental que ahora se estrena en cines y que dentro de unos días estará en la plataforma Filmin. Una vez visto, no queda del todo claro si las cicatrices entre madre e hija se han cerrado completamente o siguen abiertas. Da la impresión, eso sí, de que hay muchas cosas que no se han contado y que todavía son secretos familiares.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad