Sociedad

"Estaba flipando, era como un desierto": las espectaculares imágenes del efecto de la tormenta en la sierra de Madrid

El polvo en suspensión llega al pico de Peñalara y se funde con la nieve y el hielo, tal como se aprecia en las fotografías de Kaiku, un guía de montaña de la zona

Vista del polvo en suspensión que proviene del Sáhara que tras la lluvia acaecida en Madrid este martes ha teñido la ciudad de un color naranja / Chema Moya (EFE)

Madrid

El polvo en suspensión procedente del Sáhara ha oscurecido el cielo de Madrid y dejado rastros de arena en varias calles de la Comunidad de Madrid. Sin embargo, la imagen más impactante de los efectos de esta tormenta de arena se han visto en la Sierra de Guadarrama, concretamente en el pico de Peñalara, tal como ha reflejado Kaiku, un guía de montaña de la zona, en sus redes sociales.

"Subo todos los días que puedo para informar a los demás usuarios de cómo está el tiempo. Yo sabía que iba a haber cambios, al menos eso se decía, pero no me esperaba tanto polvo en suspensión", dice Kaiku, que reconoce haberse llevado una gran sorpresa al ver el estado del pico de Peñalara.

Más información

"He visto mi coche lleno de polvo en Cercedilla y he puesto un tuit impresionado. Pero, a medida que iba subiendo, iba flipando. Veía nieve sucia, con un color muy llamativo. Pero al llegar a las cumbres, a la zona alta, ya era demasiado. Era como estar en un desierto: todo completamente marrón", dice el guía.

De hecho, el propio Kaiku ha subido las imágenes de un pico de Peñalara totalmente cubierto por el polvo procedente del Sáhara a su perfil de Twitter, y decenas de usuarios se han quedado impactados con las imágenes, algo que también le ha sucedido al propio Guía. "Estaba alucinado. Sí que he visto las consecuencias de otras tormentas de arena en la sierra, pero me ha sorrpendido mucho porque nunca me había resultado tan llamativo. No lo había visto así antes", dice Kaiku.

Sin embargo, tal como reconoce el guía, estas imágenes pueden cambiar rapidamente provocando que el paisaje recupere su estado anterior. "Si ahora se pone a llover, cambiará rápidamente, ya no se quedará ese aspecto marrón. Aunque la arena pueda durar en zonas altas, en cuanto las temperaturas del hielo suban de los 0 grados, se transformarán muy rápido", dice Kaiku.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad